Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Asociaciones de vecinos de Madrid preparan una ‘excursión’ a Valencia para apoyar in situ a los vecinos del Cabanyal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Esta misma semana, la plataforma Madrid, Ciudadanía y Patrimonio -que engloba a 14 asociaciones vecinales- actuó de anfitriona en la visita de los integrantes de 'Salvem el Cabanyal', organización que está dirigiendo los movimientos de protesta contra los derribos en el barrio. Ahora serán los madrileños los que visiten Valencia para apoyar la causa. Las asociaciones de defensa del Patrimonio de Madrid están preparando una 'excursión' a la capital del Turia para defender junto a los vecinos del Cabanyal el "derecho a no perder sus casas". Según confirman a El Confidencial Autonómico un portavoz de 'Madrid, Ciudadanía y Patrimonio', la visita tendrá lugar "durante el mes de mayo o a principios de junio", y convocará en Valencia a un número aún no determinado de madrileños que se unirán a las protestas contra el derribo del Cabanyal. Visita "muy fructífera" 'Madrid, Ciudadanía y Patrimonio' fue esta semana anfitriona de los valencianos que formaban la expedición a Madrid para pedir explicaciones por las "violentas" actuaciones policiales en Valencia. En esta visita, que fuentes de la plataforma 'Salvem el Cabanyal' calificaron de "muy fructífera", se entregaron cartas a Ángeles González-Sinde y Mariano Rajoy exigiendo su mediación en el conflicto. A la titular de cultura se le pide el cese del delegado del Gobierno en Valencia por las fuertes cargas policiales contra los vecinos congregados en una "sentada pacífica", como la califican sus organizadores. Además, se exige la paralización de los derribos. Pero el objetivo principal de la visita de los valencianos a Madrid era la sede 'popular' de Génova. Allí, los integrantes de la plataforma de protesta entregaron una carta dirigida a Mariano Rajoy en la que se le pedía que "frenase a Rita Barberá, él que puede hacerlo". Tras algunos gritos, los manifestantes temieron la actuación de los antidisturbios y disolvieron voluntariamente la protesta.