Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

El Ayuntamiento de Alicante persigue a los porteros y vecinos que bajan la basura antes de las nueve de la noche: multas de hasta 500 euros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Consistorio alicantino ha endurecido las condiciones para el depósito y recogida de basuras en el casco urbano. En los últimos meses, porteros y vecinos de Alicante han visto como los responsables de la limpieza urbana "se han puesto serios": multas de hasta 500 euros para quien baje la basura antes de la hora establecida. Tal y como recogen las últimas Ordenanzas municipales de limpieza e higiene pública de Alicante capital, la bajada de basura debe realizarse entre las 22:00-24:00 de mayo a septiembre y de 21:00 a 24:00 el resto del año. "Hasta ahora, hacían la vista gorda, al menos con los porteros de las fincas, que suelen terminar su jornada hacia las siete de la tarde, momento que aprovechan para tirar la basura a los contenedores más cercanos", destacan los presidentes de varias comunidades de vecinos. "Es el propio Ayuntamiento el que llama a equívoco, pues en la circular que han distribuido a los residentes dice que se puede depositar la basura hasta las nueve, pero no especifica si se trata de las nueve de la noche o de la mañana", añaden. En esta misma notificación se hace saber a los alicantinos que si se les 'pillan' por primera vez, tendrán que pagar 30 euros, que ascienden a 300 para los reincidentes y a 500 a quienes aprovechen este tipo de contenedores para deshacerse de muebles o embalajes de gran tamaño. Eso sí "no te dicen nada si tiras papel, cartón o envoltorios a esos contenedores a cualquier hora del día", reconocen estas mismas fuentes. Por su parte, varios porteros de fincas situadas en el casco urbano de Alicante apuntan que "se ha llegado a ver a agentes de la Policía Local vigilando los contenedores". Por su parte, desde la oposición socialista en el ayuntamiento calculan que el gasto anual en limpieza asciende a unos cuarenta millones de euros. La nueva normativa municipal de limpieza -aprobada por el pleno municipal el pasado 27 de marzo y que ha entrado en vigor a principios de abril- ha supuesto un aumento notable de las sanciones para aquellos que no respeten su cumplimiento: "las infracciones leves se multan con hasta 750 euros, las graves con hasta 1.500 euros y las muy graves con hasta 3.000 euros", resumen a El Confidencial Autonómico fuentes conocedoras de este texto. Mientras, el Ayuntamiento está estudiando la creación de un cuerpo de inspectores con capacidad sancionadora para imponer multas a los infractores. Estos agentes podrán pedir a las personas que vulneren la ordenanza que se identifiquen, autorización que hasta ahora sólo tenía la Policía Local.