Sábado 28/05/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Baraja concentrar a sus voluntarios ante el consistorio

El Banco de Alimentos de Valencia amenaza con movilizarse contra Ribó

Advierte que podría verse obligado a devolver a la UE 70.000 kilos de comida si el ayuntamiento no colabora derivando a personas necesitadas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jaime Serra, presidente del Banco de Alimentos de Valencia, denuncia el incumplimiento del ayuntamiento que dirige Joan Ribó (Compromís) de enviar personas necesitadas a la entidad solidaria, que puede obligar a devolver 70.000 kilos de alimentos a la Unión Europea.

Camión del Banco de Alimentos de Valencia. Camión del Banco de Alimentos de Valencia.

“Es incomprensible la actitud del Ayuntamiento de Valencia, que está impidiendo proporcionar alimentos a miles de valencianos”, asegura el presidente del Banco de Alimentos de Valencia en conversación con El Confidencial Autonómico.

Jaime Serra avisa de una posible “concentración de voluntarios y beneficiarios del Banco de Alimentos si no se resuelve el actual obstáculo”.

Hace seis años, los Servicios Sociales del Ayuntamiento firmaron un convenio con el Banco de Alimentos, para derivar personas necesitadas y que se les proporcionaran alimentos. Esa colaboración necesitaba la firma de los trabajadores sociales del Ayuntamiento, para que se atendiera nominalmente a las personas derivadas: en concreto, la firma de 11 trabajadores sociales, uno por cada distrito de Valencia.

Trimestralmente, el Banco de Alimentos remitía a la Unión Europea el listado nominal de personas necesitadas –unas 8.500 personas-, con la firma de los trabajadores sociales, pero en agosto pasado no enviaron las firmas, y desde el Banco de Alimentos pensaron que era un mero olvido de los nuevos responsables municipales.

Sin embargo, el Ayuntamiento sigue sin firmar esa petición para esas personas, y “está dejando sin ayuda a decenas de miles de personas, y podemos vernos obligados a devolver a la Unión Europea 70.000 kilos de alimentos, que se nos adjudican si van destinados a personas con nombre y apellidos, que el Ayuntamiento derivaba nominalmente”, afirma Serra.

“De todas formas, sin la firma de los empleados municipales, estamos dando alimentos a personas muy necesitadas, con alimentos de origen distinto a la Unión Europea, sobre todo de grandes superficies, pero también de muchos particulares solidarios”, subraya el presidente.

Desplantes del Ayuntamiento

Jaime Serra, que preside el Banco de Alimentos de Valencia desde su fundación hace 22 años, destaca a ECA que “desde la llegada del tripartito al Ayuntamiento, no ha habido manera de dialogar con sus responsables, y nos hemos encontrado con una situación de grave abandono para miles de personas necesitadas, según parece porque el Ayuntamiento quiere hacerse cargo de ese servicio social, pero que ahora mismo no presta, y creo que no se dan cuenta de la magnitud del problema, por lo que es dudoso que el Ayuntamiento sea capaz de prestar ese servicios social”.

Jaime Serra invitó hace meses al alcalde de Valencia, Joan Ribó, a la concejala de Servicios Sociales, Consol Castillo, y a la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra – los tres son de Compromís -, para que conocieran la sede y servicios del Banco de Alimentos, situado en La Pobla de Vallbona (Valencia) y con una sede en la propia ciudad de Valencia, y ninguno contestó a la invitación ni ha querido conocer su sede ni actividad.

Ante la situación grave que ahora se ha creado de dejar sin ayuda a decenas de miles de personas, Serra ha querido hablar en varias ocasiones con la concejala Consol Castillo, “y no lo he logrado, lo cual me parece insólito”, expresa Jaime Serra a este digital.

La grave emergencia social que está provocando el Ayuntamiento de Valencia por su ninguneo al Banco de Alimentos no ha dejado desanimado a Serra, que está “en contacto con el Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales, para resolver esta situación que nos duele mucho, porque tenemos la constancia diaria de la gente necesitada de alimentos y ahora abandonada”.

El convenio Banco de Alimentos-Ayuntamiento finaliza en junio de 2016, por lo que ahora el “Ayuntamiento está incumpliendo un convenio vigente”.

Un martes al mes, por ejemplo el pasado martes, el Banco de Alimentos sigue repartiendo comida por la noche, en el viejo cauce del río Turia, y son casi un millar de personas las que reciben su ayuda.

Una entidad apolítica y aconfesional

Serra destaca que el Banco de Alimentos de Valencia, y el Banco Solidario de Alimentos de Valencia –vinculado a él– es “aconfesional y apolítico, únicamente solidario desde sus orígenes, y resulta incomprensible la actitud del Ayuntamiento”.

En el Banco de Alimentos colaboran regularmente unos 150 voluntarios, y en algunas campañas especiales han llegado a colaborar 2.100 voluntarios, “que no entienden nada de lo que está pasando ahora con el Ayuntamiento de Valencia”, destaca Jaime Serra.

·Publicidad·
·Publicidad·