Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

El nuevo Centro de Comunicaciones de la ONU en Valencia se inaugurará en enero de 2011. Asuntos Exteriores quería estrenar las instalaciones en abril de 2010

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las obras llevadas a cabo en la antigua base militar de Quart de Poblet (Valencia) para convertirla en centro de comunicaciones de la ONU mediante la instalación de satélites que mejoren las comunicaciones, no estarán acabadas hasta enero de 2011. Los primeros cálculos del ministerio de Asuntos Exteriores situaban abril de 2010 como fecha de inicio de las operaciones. "En agosto empezó la segunda fase de las obras, y la quinta y última concluirá en enero de 2011". Estas palabras proceden de una voz autorizada del ministerio de Asuntos Exteriores consultada por El Confidencial Autonómico, que recuerda que el proyecto se puso en marcha en enero de este año, cuando la vicepresidenta De la Vega y el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, "firmaron el llamado Acuerdo de Sede, donde se establecían los plazos y las prioridades". Efectivamente, el acuerdo entre España y Naciones Unidas se rubricó el pasado 28 de enero, iniciándose así la construcción del centro de comunicaciones de la ONU a través de satélites, un proyecto "gestionado también, como es lógico, por Defensa". El nuevo centro, que fue adjudicado a España en 2006, dará empleo directo a 1.200 personas y acogerá a 300 funcionarios internacionales de la organización. Tendrá como misión planificar, preparar, gestionar y dirigir las operaciones de paz de Naciones Unidas. Además, asegurará la continuidad y la integridad de las funciones desarrolladas por el centro de Brindisi (en Italia), sirviendo de soporte al trabajo de 90.000 civiles y militares desplegados en las diferentes operaciones que la organización internacional mantiene en todo el mundo. El centro ocupará un espacio de 40.000 metros cuadrados en la antigua Base de Manises, en la zona sur del aeropuerto de Valencia y actual zona industrial de la Capital del Turia, en el que se construirán cuatro edificios independientes, más un área no cedida de 37.000 metros cuadrados libre de obstáculos para facilitar las transmisiones.