Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

El desfase es de 2.700 millones de euros

La Comunidad Valenciana no solo falseó su déficit en 2012: también en 2010 y 2011

Comunidad Valenciana

Hacienda dio por buenos los datos aportados por la Generalitat y descubrió el desajuste cuando el gobierno autonómico se acogió al plan de pago a proveedores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Comunidad Valenciana presentó, en 2010 y 2011, unas cuentas autonómicas con un déficit en el que no se había incluido la obligación de pagar facturas en el cajón. Cuando el Gobierno autonómico quiso acogerse al plan de pago a proveedores, Hacienda descubrió el agujero económico y corrigió, con dos años de retraso., los datos aportados por la Generalitat.

Francisco Camps y Alberto Fabra en un acto del PP. Francisco Camps y Alberto Fabra en un acto del PP.

Según explican a El Confidencial Digital personas con acceso directo a los informes económicos de la Comunidad Valenciana, el gobierno regional empleó, a finales de la pasada legislatura y principios de la actual, la llamada “cuenta 409”, que permite aplazar el pago de facturas y, a la vez, no incluirlas en las previsiones de gasto de los presupuestos.

De esa forma, la Cuenta General de la Administración presentó, durante varios años, un volumen muy pequeño de gasto, especialmente en Sanidad. A ello se unía, además, la previsión de unos ingresos procedentes del Estado no presupuestados por el Gobierno central. Así las cosas, la Generalitat Valenciana presentó ante Hacienda, durante dos años, un déficit que no se correspondía con el gasto real:

--En el ejercicio de 2010, el déficit oficial fue del 3,60%.

--En el ejercicio de 2011, el déficit presentado por el gobierno autonómico fue del 3,68%.

El plan de pago a proveedores reveló el desajuste

El sistema empleado por la Generalitat Valenciana quedó al descubierto a mediados de 2012, cuando el gobierno autonómico se acogió al plan de pago a proveedores impulsado por el ministerio de Hacienda en marzo de ese año.

Para acceder a esas prestaciones estatales, el gobierno regional tuvo que presentar un informe de sus cuentas en el que se revelaba la generación de créditos de 1.864 millones de euros. De ellos, 1.748,7 millones fueron solicitados por la consejería de Sanidad.

En ese contexto, la Generalitat hizo oficial, en las Cortes Valencianas, una variación del déficit de los dos ejercicios anteriores: el de 2010 fue del 3,57% y el de 2011 del 4,93%, seis décimas superior al que había dado anteriormente.

El ministerio de Hacienda, una vez descubiertos los créditos y facturas sin pagar de la Generalitat Valenciana, corrigió, en noviembre de 2012, los déficits de la comunidad autónoma de 2010 y 2011, aportando unas cifras absolutamente diferentes a las ofrecidas por el ejecutivo regional en esos ejercicios y también en la modificación posterior:

--Ejercicio 2010: Déficit de 4.815 millones de euros, el 4,8% del PIB.

--Ejercicio 2011: Déficit de 5.115 millones de euros, el 5,15% del PIB.

Desfase de 2.700 millones de euros

El desfase entre los déficits de 2010 y 2011 ofrecidos por la Comunidad Valenciana y los publicados por Hacienda después de corregir las previsiones del gobierno autonómico es de 2.700 millones de euros.

Una diferencia, de casi tres puntos porcentuales respecto al PIB, que provocó también desajustes en el déficit de 2012: el que ha provocado la multa de 19 millones de euros por parte de la Comisión Europea a España.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·