Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

La Copa del América moviliza Valencia: comerciantes, hosteleros, y responsables del puerto se preparan para hacer ‘su agosto’ en febrero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que el Tribunal Supremo de Nueva York confirmase a Valencia como sede de la trigésimo tercera edición de la Copa del América de Vela, el sector servicios de la capital se frota las manos. La anterior edición dejó unos beneficios de más de tres millones de euros. "Organizar la America's Cup es más rentable que acoger unos Juegos Olímpicos o un Mundial". Estas palabras, pronunciadas por una voz autorizada del ayuntamiento de Valencia, reflejan a las claras las expectativas económicas que ha levantado el torneo entre organismos públicos y los diferentes negocios. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los responsables del Puerto de Valencia han decidido subir los precios de alquiler de los encalladeros en los muelles. "En la otra ocasión no quedó un sitio libre en todo el perímetro, y todo hace indicar que ahora pasará lo mismo", comentan. Además, el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Aznar, anunció que se habilitará fuera de la dársena del puerto una base de reserva, para el trimarán del sindicato norteamericano BWM-Orcle que luchará con equipo suizo Alinghi por la conquista de la Copa del América. Precisamente, la diferencia de equipos participantes con respecto a la edición pasada -en 2007 llegaron a navegar doce embarcaciones-, ha sido uno de los principales quebraderos de cabeza para el gobierno autonómico y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. Sin embargo, la organización ha conseguido paliar esa menor asistencia alargando la competición: se disputarán siete regatas en vez de tres. Pendientes estas negociaciones se encuentran los hosteleros y comerciantes de la ciudad, que ya preparan la llegada masiva de visitantes a partir de la primera semana de febrero. "Nuestra idea es conseguir los mismos beneficios que en la anterior ocasión", comenta el dueño de un restaurante cercano al puerto, que añade: "La gente que viene aquí es capaz de gastarse cerca de 2.000 euros diarios, y eso hay que aprovecharlo".