Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

En el informe “Valencia: paga y calla”

ERC lleva el “España nos roba” a la Comunidad Valenciana: denuncia un expolio fiscal de 6.000 millones

Comunidad Valenciana

Exige a la Generalitat que consiga en Madrid una mejora del sistema de financiación. Cuantifica que cada valenciano pierde al año 1.217 euros en impuestos que no revierten en inversión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los primeros movimientos previos a la negociación para reformar el sistema de financiación autonómica están provocando que los partidos nacionalistas y las organizaciones regionales de las formaciones nacionales ya empiecen a exigir un aumento del dinero que reciben del Estado. En la Comunidad Valenciana, donde el gobierno popular lleva años quejándose del “maltrato” financiero, ha surgido una nueva voz en este debate: la de Esquerra Republicana.

Manifestación de Esquerra Republicana del País Valencià. Manifestación de Esquerra Republicana del País Valencià.

En Cataluña, desde hace ya años los partidos nacionalistas -ERC incluida, pero también CiU- manejan como uno de los principales argumentos para independizarse de España el déficit fiscal que sufre Cataluña, según ellos, por la diferencia entre lo que el Estado recauda en impuestos en esta comunidad autónoma y lo que luego revierte en transferencias a la Generalitat para pagar servicios o en inversión, por ejemplo, en Infraestructuras.

La cifra que los independentistas esgrimen es de 16.000 millones de euros: ese sería el déficit fiscal según el cálculo de carga/beneficio. En resumen, esta cifra millonaría sería la plasmación concreta del recurrente lema “España nos roba”.

Ahora, esa queja por el “expolio fiscal” ha llegado también a la Comunidad Valenciana: allí, Esquerra Republicana del País Valencià (ERPV) -la marca regional de ERC en este territorio que para ellos forma parte de los Països Catalans- denuncia ahora que los valencianos sufren una situación de expolio fiscal que les supone una pérdida de más de 6.000 millones de euros anuales.

Robo sistemático por parte de España”

El Confidencial Autonómico ha tenido acceso a un informe (que se puede leer aquí) elaborado por el secretario de Política Económica de Esquerra Republicana del País Valencià, Joan Vea, que con el título de “Valencia: paga y calla” y el subtítulo irónico de “El precio de ofrecer nuevas glorias a España” -en un juego de palabras con el primer verso del himno de la Comunidad Valenciana- analiza “el robo sistemático que sufrimos por parte de España, así como las consecuencias que esto tiene para nuestro bienestar y nuestro futuro”.

En su documento, Esquerra Republicana comienza analizando cómo tras la Guerra de Sucesión de principios del siglo XVIII -cuando los independentistas catalanes sitúan la “pérdida de las libertades” de Cataluña- el Decreto de Nueva Planta quitó a los valencianos su capacidad de establecer, recaudar y gestionar tributos. Una situación que, según ellos, se ha mantenido hasta la actualidad: “Durante 300 años se han sucedido dictaduras y períodos de democracia, de gobierno de derechas y de izquierdas que no han hecho más que perpetuar el expolio de las tierras valencianas”.

Después pasa a explicar las reformas del sistema de financiación de las comunidades autónomas, que han mantenido “el mismo statu quo, con el cual los valencianos siempre perdemos”, y señala que “la actual asfixia financiera del País Valenciá ha dejado al descubierto una de las grandes mentiras de los sucesivos gobiernos valencianos”, que es la de que la Comunidad es un territorio rico, ya que en realidad su PIB per cápita está por debajo de la media española.

Pero es que, además, los datos esgrimidos por Esquerra Republicana muestran, según su informe, que desde el año 2002 los ingresos por la financiación autonómica que transfiere el Estado son inferiores a los gastos de la Generalitat Valenciana: “En 2008 y 2009, los ingresos del sistema de financiación no llegaron a cubrir los gastos necesarios para pagar la sanidad, la educación y la protección social”, denuncia ERPV.

Además, desde Esquerra señalan a ECA que las actuales transferencias no cubren ni el 80% de los gastos en servicios sociales básicos. Por otra parte, recuerdan que el dinero proveniente del Fondo de Liquidez Autonómico -que desde el Ministerio de Hacienda se presenta como ejemplo de la ayuda del Estado a comunidades rescatadas como Valenciana- es un préstamo que habrá que devolver.

6.413 millones de déficit fiscal

La queja de los independentistas catalanes se resume en que, según las estadísticas utilizadas en el informe, la Comunidad Valenciana es un territorio más pobre que la media española. Sin embargo, no sólo no es receptor de la solidaridad interterritorial, sino que es contribuyente neto a la solidaridad.

De hecho, “los grandes contribuyentes de la mal llamada solidaridad interterritorial son los países de paga catalana, es decir, los Països Catalans”, asegura Esquerra. Si Cataluña “pierde” cada año 14.808 millones de euros, y Baleares 3.191 millones de euros, según Esquerra Republicana del País Valencià el déficit fiscal de la Comunidad Valenciana fue de 6.413 millones de euros en 2009.

Los independentistas catalanes han hecho este cálculo a partir de las balanzas fiscales de 2005 -que precisamente publicó el Gobierno socialista de Zapatero por exigencia de ERC-, que entonces cifraban en 5.575 millones de euros la aportación neta de los valencianos a la solidaridad interterritorial. El dato más actualizado de 2009 lo han calculado manteniendo el 6,3% del PIB autonómico que, como media entre los años 2000 y 2005, suponía el “expolio fiscal” del Estado a la Comunidad Valenciana.

En ese año 2005 que es la referencia de Esquerra con datos del Ministerio de Hacienda, cada habitante de la Comunidad perdió 1.217 euros al año, “es decir, un total de más de 15 millones de euros diarios”, lo que supone “una pérdida de recursos que son fundamentales para superar la actual crisis y para afrontar los retos que tenemos”.

Concierto económico o estado propio

Para medir el volumen de este “expolio fiscal”, el informe de Esquerra Republicana compara los 5.575 millones de euros, por ejemplo, con los 1.000 millones que costó construir la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Con todos los datos ofrecidos en su informe, y cuando se empieza a plantear la reforma del sistema de financiación autonómica, ERPV apuesta “por dejar de ser una colonia tributaria para poder ejercer nuestra soberanía fiscal”: es decir, establecer un sistema de concierto económico como el de las provincias vascas y el de Navarra “en el que los valencianos tengamos la llave y la caja”.

De hecho, señalan que con el déficit fiscal acumulado entre 1991 y 2009 -según los cálculos del partido independentista-, que ascendería a 45.614 millones de euros, se podría saldar de sobra la elevada deuda pública de la Generalitat Valenciana: 20.762 millones de euros (en datos de 2011).

Esquerra Republicana, en este informe al que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico con el que pretende intervenir en el debate sobre la financiación territorial, se muestra escéptica sobre la posibilidad de que el Estado acepte un concierto económico para la Comunidad Valenciana. Por eso asegura que “con esta situación los valencianos sólo tenemos una salida: seguir avanzando para construir una mayoría social que nos permita alcanzar un Estado Propio [sic]. Nos va el futuro”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·