Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Critican la manipulación informativa

Expertos en bioética de Valencia denuncian el uso del ʻcaso Andreaʼ para promover la eutanasia

Comunidad Valenciana

Niegan que se esté produciendo ensañamiento terapéutico y lamentan que se use el término de “muerte digna”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ante el uso del término “muerte digna” en el caso de la niña de 12 años hospitalizada en Santiago de Compostela, el Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia niega que haya un ensañamiento terapéutico y denuncia la utilización del caso para legalizar la eutanasia.


Enfermo en hospital Enfermo en hospital

El Observatorio de Bioética de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV), cuyo director es el médico valenciano Justo Aznar – que también es director del Instituto de Ciencias de la Vida de la UCV – ha denunciado “la manipulación informativa sobre el caso Andrea, planteándola como un caso de muerte digna”.

Utilizar este caso, por determinadas instancias políticas, para promover acciones favorables a la legalización de la eutanasia nos parece intolerable tanto desde el punto de vista político, como médico, sociológico y ético”.

La supuesta “muerte digna”

Los padres de Andrea, la niña de 12 años hospitalizada en Santiago de Compostela aquejada de una enfermedad neurodegenerativa, han pedido interrumpir la alimentación e hidratación de su hija, y desde diversos medios de comunicación se viene usando el término “muerte digna” en referencia a esta petición.

Desde el Observatorio de Bioética de la UCV subrayan que “la razón que se aduce carece de cualquier fundamentación médica, puesto que la trombopenia que padece en sí misma no es una causa de muerte”.

Así mismo, el Observatorio se une al Servicio de Pediatría del Hospital de Santiago, que ha especificado que, “si se le retirase la alimentación a cualquier persona en esta situación, carecería de cualquier justificación ética”.

En el caso de la niña Andrea no hay medidas médicas extraordinarias que puedan calificarse como ensañamiento terapéutico”, señalan desde el Observatorio, añadiendo que “proponer quitarle a la niña la hidratación y la alimentación, sobre todo la primera, conllevaría sufrimientos intolerables para la paciente, y nunca puede calificarse como muerte digna dejar morir a un enfermo de hambre y de sed”.

El Observatorio de Bioética se ha pronunciado tras comprobar que “la niña no requiere en este momento soporte mecánico para mantenerse con vida”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·