Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

El circuito de Fórmula 1 de Valencia crea una zona ‘low-cost’ y ofrece entradas de un solo día para contrarrestar el bajo nivel de ventas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gran Premio de Europa de Fórmula 1, que se disputará este agosto en el circuito urbano de Valencia, ha introducido varios cambios con respecto a la temporada anterior: este año se ofrecen entradas de 'pelouse' -zona de hierba sin asientos- y localidades para un solo día. Se quiere agilizar el ritmo de venta, "muy pobre" hasta el momento, y así poder sufragar el canon de 18 millones de euros que la Comunitat ha tenido que pagar a la FIA. "El año pasado llegamos a las 112.000 entradas, pero la cifra de este año será mucho menor". Estas palabras proceden de una voz autorizada de la organización del Valencia Urban Circuit, que tendrá lugar los próximos días 21, 22, y 23 de agosto. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el número de entradas vendidas para este gran premio apenas supera los 15.000 a día de hoy. Valmor Sport, empresa que gestiona la Fórmula 1 en Valencia, ha decidido tomar una serie de medidas para atraer a los espectadores: -- Se ha creado una zona de 'pelouse' que costará 30 euros por día, uno de los precios más bajos del Mundial. -- Los aficionados que así lo deseen podrán adquirir una entrada para un solo día, viernes, sábado o domingo, y en la grada G1. Los precios de este tipo de localidades van de 50 a 150 euros. -- Se ha trabajado en la mejora de la visibilidad atendiendo las quejas que se hicieron por este asunto el año pasado. Todas estas medidas buscan reactivar la venta de entradas con el fin de obtener los máximos beneficios posibles, a pesar de la imposibilidad de llegar a las 112.000 localidades del año pasado. Los organizadores del Gran Premio pretenden así contrarrestar el canon de 18 millones de euros impuesto por Ecclestone, un gasto elevado que sin embargo no llega a las cifras que se habían manejado en otros medios, que aseguraban la FIA cobraría de 20 a 26 millones de euros.