Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Gandía hundirá cuatro barcos frente a la playa para crear un arrecife artificial y ser un ‘gancho’ para los amantes del submarinismo. Prevén unas ganancias de más de un millón de euros al año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La ciudad valenciana de Gandía es uno de los principales destinos turísticos del país. Su población –80.000 habitantes– se multiplica por cuatro en agosto, debido a una mayoría de turistas procedentes de Madrid y Valencia, hasta las 350.000 personas. Uno de los proyectos en los que trabaja la ciudad es la creación de un arrecife artificial que tendrá un coste de unos 200.000 euros.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los hoteles y restaurantes de Gandía ya han mostrado su buena disposición respecto a esta iniciativa. Se espera que el impacto de este atractivo turístico para la ciudad sea de un millón de euros al año.

El llamado futuro parque subacuático será una realidad en verano de 2014. Para ello, el Ayuntamiento de Gandía ha solicitado al Ministerio de Medio Ambiente poder instalar un parque subacuático a unos cuatro kilómetros mar adentro, desde la playa.

La intención de este proyecto es que Gandía pueda “promocionarse como destino turístico para los amantes del submarinismo”, como ha afirmado el alcalde de la ciudad, Arturo Torró, en declaraciones a ECA.

Horizonte 2014

De acuerdo con las estimaciones del concejal de Turismo, Carlos Bolta, el arrecife costará al consistorio unos 200.000 euros. A cambio, esperan “un impacto de este atractivo de, al menos, 1,2 millones de euros anuales”.

El cálculo que hace Bolta toma como referencia la visita de unos 5.000 buceadores o acompañantes, que permanecerían en la ciudad una media de cinco días y con un gasto base de 50 euros al día.

Cómo será el arrecife artificial

El parque subacuático constará de cuatro barcos repartidos por una superficie de 780 metros cuadrados, a una profundidad de 20 metros, una cota que se estima óptima para que puedan acudir un buen número de buceadores. A menos profundidad las inmersiones podrían resultar poco interesantes para los profesionales y expertos, mientras que la presión podría ser excesiva a más metros para los simples aficionados.

El Ayuntamiento calcula que en 10 años se habrá consolidado un gran arrecife de de fauna y flora marina, un escenario ideal para los buceadores. El modelo con el que están trabajando es de la Isla de Hierro, en Canarias, y las Islas Medes, en Girona.

En palabras del alcalde, “no hay espacios en la Comunidad Valenciana como el que se pretende habilitar en Gandía”, y los dos destinos antes mencionados “reciben cientos de miles de buceadores al año”.

El Ministerio de Medio Ambiente tardará unos 6 meses en autorizar el hundimiento de las cuatro naves, que deberán ser de madera. A partir de entonces, el consistorio tendría que adquirir los cuatro buques, así como restos de barcas que han entrado en fase de desguace, y someterlas a un proceso de descontaminación y retirada de todo lo que pueda causar daños al medio ambiente.

Los barcos se arrastrarán hasta el lugar indicado y una empresa especializada procederá al hundimiento. Tal como señalan fuentes municipales, “este proceso se desarrolla de manera que los buques queden hundidos en una situación óptima para el submarinismo”.

El emplazamiento será señalizado mediante boyas que llegarán a la superficie. Así se evitará que los barcos de pesca puedan acercarse y dañar el fondo, y se facilita a los submarinistas el punto exacto donde está su objetivo.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·