Viernes 22/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

La Generalitat Valenciana no podrá pagar los medicamentos a las farmacias hasta enero de 2011: la Consejería de Sanidad admite “problemas” de solvencia económica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia, María Teresa Guardiola, no quería alarmar a los titulares de las oficinas de farmacia, pero lo consiguió al comunicar en una asamblea que la Conselleria de Sanidad tiene problemas serios de solvencia económica para abonar la factura de medicamentos del mes de octubre que se debe ingresar a primeros de diciembre. Durante los últimos meses, la Conselleria que dirige Manuel Cervera, que siempre ha sido bastante puntual en este pago, ha comenzado a demorarlo, al principio unos días y el último mes, casi dos semanas. El abono del último recibo de medicamentos financiados por el Sistema Nacional de Salud correspondiente al mes de septiembre se ingresó el viernes 12 de noviembre por la noche, aunque los farmacéuticos no pudieron disponer del dinero hasta el lunes, 15. La situación económica es tan "delicada" que el cobro de la factura del mes de octubre podría aplazarse hasta enero o febrero. La portavoz del Colegio de Valencia trasladó la semana pasada a los colegiados con oficina que debían estar preparados para hacer frente a su financiación porque ningún banco español adelantaría el dinero en bloque a la Generalitat. En la reunión también se comunicó que el Colegio no tenía previsto pedir póliza de crédito alguna, como han hecho ya el Colegio de Castelló y los de Cataluña, porque esa posibilidad permitiría que la Conselleria aplazara aún más el pago amparándose en la Ley de Contratos del Estado que da un margen de hasta 90 días para abonar las facturas. Algunos farmacéuticos han optado por paralizar la compra de medicamentos hasta que la situación se aclare. Otros titulares de farmacia ya han comenzado a prescindir de trabajadores y en los próximos meses están previstos nuevos despidos. La falta de liquidez para hacer frente al pago de la factura de farmacia afecta ya al Gobierno de Cataluña y a Baleares, que en septiembre ya había agotado la partida destinada a medicamentos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·