Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

“Daña la imagen de la zona”, según los hosteleros

Guerra contra el “top-manta” en la costa valenciana: policías y comerciantes se movilizan

Comunidad Valenciana

Se ha incrementado la vigilancia y los empresarios exigen que se multe a los clientes que compren a quien no tenga licencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En los últimos meses ha aumentado significativamente el número de vendedores callejeros que no pagan ningún tipo de licencia, conocidos coloquialmente como “manteros”. Están haciendo cada vez más daño al negocio local, por lo que los comerciantes piden multas y la Policía aumenta la vigilancia.

Vendedores de top-manta en medio de la calle. Vendedores de top-manta en medio de la calle.

Los comerciantes de la costa valenciana exigen más contundencia de la Policía para evitar la que denominan “competencia desleal e ilegal”, y no ven otra medida eficaz que “multar a quienes compran productos a los manteros, pues sin clientes no existiría esta actividad ilegal, que se está demostrando que la Policía no puede atajar con las medidas actuales”, afirma a El Confidencial Autonómico Juan, dueño de un bar en la localidad castellonense de Benicássim. Esgrime el argumento de que los comercios y bares pagan impuestos por su actividad, mientras que los manteros “venden productos de más que dudosa procedencia, con frecuencia falsificados”.

Las playas de la Comunidad Valenciana más concurridas turísticamente – Peñíscola, Benicássim, Gandía o Cullera, entre otras- están “plagadas” de manteros: en una manta transportan DVDs, ropa, relojes o gafas, y cuando ven acercarse a la policía recogen rápidamente los objetos y se esconden, buscando otro lugar donde seguir vendiendo sus productos. Las “carreras” de manteros huyendo de policías son habituales en las playas.

Por parte de las autoridades, se decantan por vigilar “con más policías, como hemos hecho este verano, y hacer que se respete la legalidad”, como expone a ECA el alcalde de Peñíscola, Andrés Martínez.

Tensiones entre la Policía Local y los “manteros”

Varios miembros de la Policía Local han expresado a este digital que “a nadie se esconde las condiciones deplorables en que trabajan los manteros, con frecuencia explotados, pero es evidente que hay que defender los derechos de quienes ejercen la actividad comercial con legalidad y profesionalidad”.

Un policía local reconoce que “la tensión entre manteros y policías locales va en aumento. Nosotros queremos que se respete la legalidad y estamos poniendo más medios, pero los manteros viven en condiciones indignas y cada vez son más violentos”.

En Alcossebre (Castellón), durante dos noches, la semana pasada hubo enfrentamientos de 40 manteros contra varios policías, hiriendo a tres de ellos.

Los ciudadanos se compadecen de los “manteros”

Los turistas obtienen a bajo precio diversos productos que venden los manteros, y aunque comprenden las razones de los comercios y bares legales también muestran compasión hacia los africanos que ilegalmente se dedican a esta actividad.

El pasado viernes, a las 2.00 de la madrugada, fallecieron en accidente de tráfico 5 manteros cuando regresaban de vender productos en la playa de Benicássim. Tras una jornada que suele ser agotadora, el conductor se durmió y los cinco ocupantes del coche – con 15 años de antigüedad- fallecieron.

Como afirma un turista a este digital, “sabemos que los manteros sufren un drama injusto, y no es fácil resolver este problema, aunque pienso que todos queremos defender a los que ejercen la actividad legalmente”.

Turismo de calidad

Como afirma Carlos Escorihuela, presidente de la Asociación de la Hostelería y Turismo de la provincia de Castellón, “la actividad de los manteros daña también la imagen de las playas valencianas, que han de atraer también a un turismo de calidad, garantizando servicios y productos que no sean tercermundistas”.

Escorihuela aboga por “defender a los comercios y bares legales, y facilitar a los policías locales por parte de comerciantes y ciudadanos todo lo que contribuya a que desaparezca esta actividad”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·