Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

El presidente de las Cortes Valencianas va a defenderse por su cuenta

Juan Cotino tiene decidido dimitir pero elegirá el momento de hacerlo

Comunidad Valenciana

Alberto Fabra le considera un enemigo por su peso en Madrid, el PP regional lo ha dejado solo y también su viejo amigo Zaplana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Juan Cotino, presidente de las Cortes Valencianas, insiste en su honradez, pese a las diversas acusaciones de corrupción que ‘llueven’ sin cesar en estos meses. Las peticiones de dimisión vienen de fuera del PP pero también desde el propio PP valenciano

Juan Cotino. Juan Cotino en las Cortes Valencianas.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, Cotino, en su día mano derecha con Francisco Camps (fue conseller y vicepresidente), “dimitirá cuando lo estime oportuno, tal como decidió  hace ya más de año y medio, al comprobar cómo evolucionaba el PP de la Comunidad Valenciana y siendo consciente de que se acababa su ciclo político”.

Alberto Fabra siempre le ha temido

El presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, también presidente del PP de la Comunidad Valenciana, llegó al Palau en julio de 2011 y desde el comienzo tuvo que ganarse el prestigio político en los “pesos pesados” del PP, que cíclicamente han mostrado sus diferencias con el jefe del Consell: principalmente, Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, y Alfonso Rus, presidente del PP de la provincia de Valencia y de la Diputación Provincial.

Fabra no ha recibido críticas de Cotino, pero “le ha visto como enemigo desde el comienzo, por el hilo directo que tiene con Mariano Rajoy y con Génova, algo que Fabra no acaba de lograr”, según afirman a ECD fuentes próximas al proceso.

La ‘puntilla’ de Fabra, según fuentes cercanas a Juan Cotino, fueron las declaraciones de la portavoz  y consellera del Gobierno Valenciano María-José Catalá, que hace unos días  declaró que, si estuviera en el lugar de Cotino, ella dimitiría, algo que fue especialmente llamativo porque Catalá fue un descubrimiento y fichaje para el PP que hizo el propio Cotino, y este no se esperaba que ella pidiera su dimisión.

La soledad de Cotino

Cotino volvió a comprobar en las Cortes Valencianas este jueves, ante las pancartas de Esquerra Unida y las intervenciones críticas de la oposición, que le han dejado solo en su partido. “Fue llamativo que nadie del PP le defendiera, cuando no está imputado por ninguna causa”, afirma un diputado regional del PP.

Ante las peticiones de dimisión, Cotino sólo ha encontrado apoyo expreso en dos líderes de su partido:  Isabel Bonig,  consellera y coordinadora general del PP de la Comunidad Valenciana, y Rita Barberá – con quien entró de concejal en el Ayuntamiento de Valencia en 1991, que han recordado que “no está imputado por nada, y se defenderá de las acusaciones”.

Distinto rasero

Fuentes regionales consultadas por ECD destacan la firmeza de Fabra contra Cotino, frente a la transigencia que ha mostrado con líderes del PP que sí están imputados, como el alcalde de Castellón (caso Gürtel) y el presidente del Puerto de Alicante (caso Brugal), y ya se ve el distinto rasero”.

Alfonso Bataller sucedió a Alberto Fabra en la Alcaldía de Castellón, y Juan-José Ripoll es el hombre de confianza de Eduardo Zaplana. Según las fuentes consultadas por este digital, Zaplana está ayudando a Fabra a “hacer caer” a Cotino, a cambio de eximir de responsabilidades políticas a Ripoll.

Se defenderá solo

Juan Cotino ha decidido defenderse él solo, consciente de que en el PP regional están deseando su dimisión. Y lo seguirá haciendo ante los medios de comunicación y ante la justicia.

Sobre la visita del Papa a Valencia y los contratos de las pantallas a Gürtel, Cotino ha recordado que él “era un voluntario más, y que la contratación era competencia de Radio Televisión Valenciana”.

Y sobre las informaciones que le vinculan a un trato de favor en las contrataciones públicas a su sobrino, Vicente Cotino, fuentes cercanas al presidente de las Cortes afirman a este digital que “hay manipulaciones descaradas en algunos medios de comunicación, tal vez como venganza a que Cotino expresara su decisión de reducir la publicidad institucional en ese medio” (en alusión al diario El Mundo).

Cotino dimitirá cuando quiera

Alberto Fabra ha recordado que, si es imputado, Cotino sabe que tiene que dimitir. A la vez, el presidente de las Cortes reitera su honradez y se muestra convencido de que no será imputado. En todo caso, piensa dimitir “cuando lo estime oportuno, fecha que ya decidió hace tiempo, antes de las actuales peticiones de dimisión”.

Juan Cotino asumió hace tiempo su fin de ciclo político, pero no dimitirá “por presiones de su partido, de otros partidos ni de medios de comunicación, sino cuando él lo decida, que puede ser dentro de dos meses, o cuatro, tal vez cuando no haya tanta presión para que dimita, y así nadie se sienta vencedor”, explican a ECD fuentes próximas al proceso.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·