Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

El frente ‘anti-Camps’ en el PP valenciano ya no se mueve: la imputación en el ‘caso Brugal’ de Ripoll, presidente de la diputación de Alicante y ‘zaplanista’ a ultranza, clave

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Francisco Camps ya respira tranquilo. La semana pasada fue ratificado por Génova como candidato del PP a la presidencia de la Comunidad Valenciana y la oposición interna parece que ha desaparecido. La clave está en la imputación de José Joaquín Ripoll en el 'caso Brugal'. Según explican a El Confidencial Autonómico voces autorizadas del PP valenciano, el presidente de la diputación de Alicante era el líder del frente 'anti-Camps', que reclamaba la proclamación de otro candidato ante el riesgo de que el actual líder del partido tuviese que sentarse en el banquillo por el 'Gürtel'. Las fuentes antes citadas explican que el principal motivo de la férrea oposición de José Joaquín Ripoll al presidente de la Generalitat es "su fidelidad a Zaplana. Es 'zaplanista' hasta la médula y no quería a Camps como candidato". Sin embargo, los argumentos de Ripoll se vinieron abajo el pasado 6 de julio de 2010, cuando fue detenido por la policía por presunta corrupción, dentro de la denominada "Operación Brugal", y en la que también pasaron a disposición judicial tres concejales del Partido Popular de Orihuela: Manuel Abadía; Giner Sánchez, y Antonio Rodríguez. Tras prestar declaración durante cinco horas, Ripoll fue puesto en libertad con cargos. El juez Carlos Sanmartín del juzgado de Orihuela le imputó por los delitos de cohecho, fraude, tráfico de influencias, revelación de secretos y negociaciones prohibidas a funcionarios y decretó su libertad provisional sin fianza. Personas cercanas a Camps afirman que estas imputaciones "han dejado 'tocado' a Ripoll, que ya está más callado". El presidente de la Diputación de Alicante "ya no puede pedir que Francisco sea candidato alegando causas pendientes porque estaría tirando piedras contra su propio tejado". Las fuentes consultadas por este diario aseguran que "llevamos meses sin voces discordantes dentro del partido". Tras la confirmación de Camps, "ahora toca trabajar para la campaña y olvidarnos de estos asuntos".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·