Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Implicada en el ‘caso Brugal’

El PP valenciano negocia con Génova que Sonia Castedo pueda volver si no es condenada

Comunidad Valenciana

La cúpula regional pretende que renuncie ahora a la alcaldía de Alicante, pero pueda regresar a la política si queda libre de los cargos que le imputan

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La aprobación el pleno municipal de una moción contra la presencia de imputados en las listas electorales parece haber sido la “sentencia” para que Sonia Castedo no repita como candidata del Partido Popular a la alcaldía de Alicante. Ahora, la dirección popular debate si la expulsa del partido por su imputación en varios casos de corrupción.

Sonia Castedo y Alberto Fabra. Sonia Castedo y Alberto Fabra.

Tras unas declaraciones de Carlos Floriano que generaron confusión -al decir que se le iba a abrir un expediente de expulsión-, el Partido Popular anunció ayer la apertura de un expediente informativo a la primera edil de Alicante, que se convertirá en disciplinario si llega a tener que declarar en el juicio oral por los casos ‘Brugal’ y ‘Rabasa’.

El Confidencial Autonómico ha podido saber, de fuentes de la dirección del PP en la Comunidad Valenciana, que tanto Castedo como la cúpula autonómica con Alberto Fabra a la cabeza están buscando con la dirección nacional de la sede de la calle Génova de Madrid “una solución pactada para que dimita la polémica alcaldesa, de modo que, si queda libre de las causas por las que está imputada, pueda volver a la primera línea política”.

Eso sí, también admiten que ese regreso no sería fácil, sino más bien complicado “el desgaste y desafección política que está suponiendo su enroque”, en referencia a la negativa de Castedo a dejar la alcaldía de Alicante a pocos meses de las elecciones municipales.

Desde Madrid, insisten en que “es el PP valenciano quien debe tomar decisiones sobre Sonia Castedo”, como afirmó recientemente Rafael Hernando, portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, desde el PP valenciano apelan a que sea la dirección nacional dé la solución, “pues es Génova quien decide o valida los candidatos a la alcaldía de ciudades de más de 20.000 habitantes, a propuesta del PP autonómico, y no debe lavarse las manos”, señalan a fuentes dirigentes de los populares valencianos.

Días de infarto en el PP

Sonia Castedo, que también se ha dirigido a Génova pidiendo una solución pactada para dimitir cuanto antes, ha protagonizado unos “días de infarto” en las filas del PP, tanto a nivel nacional como autonómico.

Ante las palabras de Castedo de que nadie se había dirigido a ella desde el PP sobre si repetiría como candidata a la alcaldía en mayo de 2015, Alberto Fabra reiteró que Castedo ya sabía que no podría presentarse, por estar imputada. Castedo insistió, y el PP alicantino envió una nota de prensa que ratificaba lo afirmado por Fabra: ningún imputado podrá presentarse, y por tanto Castedo no se puede presentar.

Otro día de infarto político fue el pasado viernes. UPyD había presentado una propuesta para que no hay imputados en las listas electorales próximas, y la votación era todo un test para Sonia Castedo. La alcaldesa votó a favor de que no haya imputados en las listas, aunque evitando las manos alzadas para no proporcionar la foto de su “rendición” y aludiendo a que la propuesta era aprobada por unanimidad.

Tanto en Madrid como en Valencia, preocupaba la foto de la alcaldesa imputada con el rey Felipe VI, un día, y con el presidente Mariano Rajoy al día siguiente, con motivo del Congreso Nacional de la Empresa Familiar, celebrado en Alicante los pasados días 3 y 4 de noviembre. Sonia Castedo sí asistió a la inauguración, y salió en las fotos con el Rey; sin embargo, en la clausura con Mariano Rajoy, la alcaldesa no estuvo, excusándose por una “indisposición”.

Dos opciones para que Castedo dimita

En el PP valenciano quieren que dimita cuanto antes, pues su permanencia en el cargo rompe “la línea roja” establecida por Alberto Fabra –todo político imputado debe dimitir- y está desgastando la base electoral de los populares en la capital alicantina.

Fuentes del PP de la Comunidad Valenciana confirman a este El Confidencial Autonómico que “la opción es que dimita cuanto antes, garantizándole que, si queda libre de cargos, podrá volver a primera línea política, y para ello esperamos que desde Madrid se le facilite”.

Si la no admite esta solución la alcaldesa, el PP contempla que los concejales del PP de Alicante le obliguen a dimitir, retirándole su apoyo. Pero algunos destacados miembros del Partido Popular alicantino desechan esa opción: “Descartamos la moción de censura”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·