Miércoles 23/08/2017. Actualizado 21:13h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Los ‘lermistas’ del PSOE aprovechan la dimisión de Camps para atacar a Alarte: consideran que no aprovechó la debilidad del ‘popular’ y piden la llegada de Leire Pajín

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La dimisión de Francisco Camps como presidente de la Generalitat valenciana no solo ha revolucionado el Partido Popular. El principal partido de la oposición, el PSPV, también se ha visto afectado por la decisión. Comienza a haber movimientos de dirigentes para preparar la llegada de Leire Pajín a la secretaría general.

Según ha sabido El Confidencial Autonómico, en el seno del PSOE de la Comunidad Valenciana se venía demandando, desde hacía varios meses, una “postura más dura” frente a Francisco Camps y su causa pendiente en los tribunales por el caso de los trajes. Históricos militantes del partido pedían a Jorge Alarte “más tensión” en este asunto.

Nada más conocerse la dimisión de Camps, el líder de los socialistas valencianos ofreció una rueda de prensa de urgencia: “Camps se va sin dar explicaciones, sin comparecer ante Les Corts y sin da cuenta ante los valencianos y valencianas”, dijo el líder de los socialistas valencianos. La reacción no ha gustado nada en un sector del partido. La consideran “débil”.

Fuentes socialistas consultadas por este diario explican que el sector ‘lermista’ (seguidores del modelo de partido que impulsó el ex presidente Joan Lerma) ha vuelto a la carga con sus reivindicaciones: el relevo de Jorge Alarte y el nombramiento de un nuevo secretario general en la Comunidad Valenciana.

La principal candidata para suceder a Alarte es Leire Pajín, apuntan fuentes socialistas. La ministra de Sanidad ya ha realizado varios movimientos en este sentido. El más claro, tal y como se contó en estas páginas, su intensa participación en la última campaña regional: se pateó la Comunidad preparando el terreno para el futuro.

El secretario general del PSPV no es ajeno a esa oposición interna, y ya dejó fuera de su lista electoral de cara a los comicios del 22-M a todos los partidarios de un cambio en la dirección del partido.

Los movimientos para apartar a Alarte se han intensificado desde la dimisión de Camps. La principal razón que esgrimen desde el sector ‘lermista’ es que el actual líder no ha sabido rentabilizar el escándalo que ha acabado con el presidente valenciano.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·