Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Quejas por algunos traslados “forzosos”

La Policía refuerza la Unidad de Protección y Seguridad de Valencia con 40 agentes

Comunidad Valenciana

La reducción de plantilla en los últimos años había dejado falto de personal a este grupo imprescindible en el día a día

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Valencia ha decidido reestructurar la plantilla del Cuerpo Nacional de Policía con el traslado de cuatro decenas de agentes a la Unidad de Protección y Seguridad, que se dedica al traslado de detenidos a los juzgados, su custodia en hospitales y la expulsión de inmigrantes ilegales.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que recientemente tuvo lugar una reunión entre el comisario provincial y representantes del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en la que abordaron varios cambios en el funcionamiento del Cuerpo Nacional de Policía en esta provincia.

El comisario les hizo el anuncio ya apuntado: se iba a reforzar la Unidad de Protección y Seguridad, encuadrada en la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, con agentes hasta el momento destinados en otras unidades y comisarías de la ciudad de Valencia.

Esta reestructuración de las unidades de la Policía Nacional en Valencia se hizo efectiva el pasado miércoles 25 de febrero: ese día comenzaron a trabajar en la Unidad de Protección y Seguridad 40 agentes y cinco oficiales.

Reducción de la plantilla desde hace cuatro años

Fuentes del Sindicato Unificado de Policía explican que en los últimos cuatro años, como consecuencia de los recortes en el ingreso de nuevos agentes, el número de policías se ha reducido un 20% en la ciudad del Turia. Eso ha afectado a todas las unidades, pero ahora los responsables policiales han considerado que la situación de la Unidad de Protección y Seguridad era especialmente grave.

“Es una unidad imprescindible, es como la fontanería del Cuerpo Nacional de Policía”, destacan desde el SUP para explicar la importancia que tiene el que esta unidad cuente con el número suficiente de agentes.

La Unidad de Protección y Seguridad tiene asignadas varias funciones que la hacen ser “poco vistosa y poco querida” entre los agentes: el traslado de detenidos y encarcelados a los juzgados para que declaren, la custodia de los mismos cuando tienen que ser ingresados en un hospital, la expulsión de inmigrantes ilegales a sus países de origen...

Se trata, por tanto, de una unidad vital para el funcionamiento diario del Cuerpo Nacional de Policía, y por eso la petición de sus responsables de que se reforzara el número actual de agentes (que ronda los 200 en Valencia) ha sido atendida por el comisario provincial.

Como hasta el año 2018 no está previsto que se incorponen nuevos policías a la plantilla del cuerpo en esta ciudad, el refuerzo ha tenido que ser de agentes que estaban dedicados a otras labores: desde investigación hasta patrullaje por las calles e incluso gestión de denuncias, y desde varias comisarías de Valencia.

Quejas por los traslados forzosos

Según afirman a ECA desde el Sindicato Unificado de Policía, este refuerzo de la Unidad de Protección y Seguridad cuenta con su apoyo: las quejas de los agentes, sin embargo, se deben al modo en que se ha llevado a cabo la reestructuración.

No se ha tenido en cuenta la opinión y situación de los agentes: cada comisaría ha dedicido, sin ningún criterio, a quiénes trasladaba”, denuncian desde el SUP, que asegura que algunos de los policías enviados a la Unidad de Protección y Seguridad se ha visto perjudicado por el cambio.

Por ejemplo, muchos de los agentes seleccionados habían conseguido su puesto tras varios años de prepararse esas oposiciones; otros llevaban incluso más de una década en una comisaría concreta; en otros casos, los agentes tenían un horario mejor del que tendrán ahora, con turnos de noche y festivos.

“Ha sido ‘ordeno y mando’ ordeno y mando, y se ha cometido alguna injusticia”, denuncian las fuentes consultadas por El Confidencial Autonómico. Destacan el caso de un agente de 62 años, que llevaba 15 de servicio en una misma comisaría, y que ahora ha sido trasladado y tendrá además que trabajar de noche.

ordenoy mando’

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·