Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Más problemas para la Radiotelevisión valenciana: El Consell duda de la viabilidad de RTVV tras haber aprobado una reducción de 193 trabajadores afectados por el ERE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Consejo de Administración de RTVV aprobó el pasado miércoles, 31 de julio, reducir el proceso de ERE que tenían en marcha en 193 trabajadores. El Consell ha trasladado a Rosa Vidal, directora general del ente, y a su Consejo de administración que tendrán la "responsabilidad" de lo que suceda, alertando de que esa disminución puede provocar la nulidad del ERE.

El ERE de la Radiotelevisión de la Comunidad Valenciana (RTVV) contemplaba despedir a 1.198 trabajadores, pero el Consejo de administración que se celebró el pasado 31 de julio ‘salvó’ del despido a 193 trabajadores; 186 son técnicos y otros siete empleados han sido apartados “por motivos sociales”.

Tal y como ha podido saber El Confidencial Autonómico, la directora general y presidenta del Consejo de administración, Rosa Vidal, ya había insinuado hace meses la posibilidad de reducir el número de afectados por el ERE. Muchas voces alertaban de que no se podían mantener las emisiones con el personal que se había previsto y de hecho el pasado fin de semana Radio 9 no pudo emitir durante 6 horas.

Sin embargo, el vicepresidente del Consell, José Císcar, expresó en esos momentos que el ERE debía aplicarse tal como se había aprobado, que no debía cambiarse “ni una coma”.

Las contradicciones entre Císcar y Vidal

José Císcar, tras la decisión del 31 de julio, ha indicado que esta maniobra sólo supone “retrasar al 31 de diciembre” la salida de esos 193 trabajadores. Considera que es una “medida coyuntural excepcional” debido a la complejidad del proceso, pensada para para poder mantener las emisiones.

Pero este discurso contrasta con el de Vidal, que ha dejado claro que se ‘salva’ del ERE a esos trabajadores, a la espera de lo que diga la autoridad laboral. “El interés de esta directora general –ha dicho Vidal– es que esos 190 se queden para siempre”.

Císcar, por su parte, ha afirmado que esta reducción puede influir en la nulidad del ERE, lo que comportaría el cierre de RTVV por ser “insostenible” y por “entrar en causa clarísima de liquidación”.

El Consell se lava las manos

En este clima de tensión, Císcar ha optado por trasladar toda la “responsabilidad” de lo que suceda a Vidal y al Consejo de administración, a quienes corresponde en última instancia “la ejecución del ERE”.

Tal y como explicó ECA, Vidal había puesto como condición para incorporarse como directora general que su acceso al cargo de hiciese oficial una vez ejecutado el ERE, pero la dimisión de José López Jaraba y la interinidad de Alejandro Reig han precipitado los acontecimientos.

Este confidencial ha tenido acceso a la opinión de un antiguo miembro del Consejo de administración que aprobó el ERE en agosto del año pasado: asegura que “las declaraciones de Císcar y Vidal generan una notable incertidumbre jurídica y económica”, ya que a la decisión judicial se añade la “incógnita de quién ha de garantizar la viabilidad económica”, algo que depende de la Generalitat Valenciana, “y ya se ha firmado el contrato-programa RTVV y Generalitat”.

Este ex consejero reconoce que la “experiencia jurídica” de Vidal y del equipo que ha formado “son de peso”. También precisa que “se da la circunstancia de que en 2012 se ofreció a los sindicatos salvar del ERE a 200 trabajadores”, una oferta que no aceptaron, pues incluía una bajada salarial generalizada del 8%. “Es una cifra casi idéntica a la que ahora ha ‘salvado’ Vidal”, concluye.

Al ser preguntada la propia Vidal tras el cruce de declaraciones en un corrillo de periodistas sobre su relación con Císcar, ha dicho que “institucionalmente es una relación correcta”.

Las productoras tienen de plazo hasta el 10 de septiembre

En el Consejo de administración del 31 de julio también se aprobó el pliego de condiciones para la externalización de la parrilla de Canal 9.

Se trata del mayor concurso audiovisual que se ha licitado en la Comunidad Valenciana. Las productoras deben presentar sus ofertas antes del 10 de septiembre. La externalización de programas excluye los informativos.

Tal como ha comprobado El Confidencial Autonómico, el pliego de condiciones para la externalización de la parrilla de Canal 9 incluye la obligación de utilizar las instalaciones de Canal 9 en Burjassot para la grabación de los contenidos. Su alquiler está fijado en 8.000 euros mensuales para el Estudio 1 y 6.000 euros para el Estudio 2.

Las adjudicatarias no podrán obtener un beneficio mayor del 8% y los programas han de ser en valenciano. Las ofertas presentadas se estudiarán en septiembre, y en octubre se procederá a la adjudicación y firma de los contratos.

Indemnización a las productoras si se anula el ERE

El pliego de condiciones recoge como causa de rescisión del contrato “la declaración de nulidad de los ERE realizados por RTVV”. Éste es el principal riesgo que tendrán que asumir las empresas interesadas en acudir a este concurso.

En el caso de que se produzca esa anulación judicial, “el adjudicatario tendrá derecho a la devolución de la garantía –el 5% del importe de la adjudicación–, debiendo abonar RTVV al contratista el equivalente a dos mensualidades del contrato, siendo este el importe máximo de los daños y perjuicios a abonar al adjudicatario en este caso”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·