Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Los pasajeros de Vueling que viajaban de París a Alicante tuvieron un viaje movido. Susto mañanero con llamas en el motor del avión, vuelo aplazado a la una de la tarde y retraso posterior

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El vuelo de la compañía de bajo coste Vueling que iba a partir desde el aeropuerto parisino de Orly rumbo a Alicante a las 10.30 de ayer tuvo que ser pospuesto a la una del mediodía, al detectarse unas llamas en el motor derecho del avión instantes antes de iniciar el despegue. El susto para los viajeros fue considerable: se tuvo que evacuar a toda la tripulación y ocho personas han sufrido contusiones. A las cinco de la tarde, por fin llegaron a su destino. El fuego en uno de los motores del avión fue visto por la mayoría de pasajeros, que habitualmente miran por las ventanas las maniobras previas al despegue. Una vez avisado, el copiloto transmitió lo sucedido a la torre de control, que se puso en contacto con la gendarmería francesa y los bomberos, que llegaron en pocos minutos activando el protocolo de evacuación. Ya pasadas las 11 de la mañana, los 158 pasajeros y tripulantes de la aeronave estaban a salvo. Sin embargo, un total de hasta ocho personas presentaron golpes y moratones. Entre estos heridos, se encuentra uno con un esguince leve de tobillo. Los pasajeros fueron conducidos a una cafetería del aeropuerto, donde se les anunció que el vuelo se realizaría a las 13.05 de la tarde, con duración de dos horas. Sin embargo, no acabó aquí la aventura: a la una no se abrió la puerta de embarque, y el vuelo salió con un retraso considerable: a las 15.09 Voces autorizadas del aeropuerto de Alicante confirman a El Confidencial Autonómico que el avión aterrizó en la base aérea a las cinco y cuarto de la tarde.