Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

La permuta de inmuebles por pisos triunfa: Buenos resultados en Dénia para la promotora Stirling

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"El Grupo Stirling le permite liberar hipotecas en estos tiempos de crisis". Así comienza el reclamo de esta promotora para dar salida a los pisos que el grupo tiene en la Comunidad Valenciana. La oferta permite a cambiar cualquier chalet, piso, apartamento o terreno por un piso en Dénia de valor aproximado. En sólo dos meses han conseguido permutar 23 de estos pisos por propiedades en distintos puntos de España, que luego se destinan al alquiler. El Grupo Stirling promocionó desde 2002 la construcción de unas 880 viviendas en el término municipal de Dénia. Pero con el duro golpe que recibió el sector inmobiliario en la costa levantina a raíz de la crisis económica, la promotora se quedó con cien pisos en stock. La inmobiliaria decidió iniciar un nuevo sistema de 'compra-venta', consisitente en cambiar uno de estos pisos por otra propiedad en otro punto de España, que posteriormente se destina al mercado del alquiler. De momento ya han conseguido colocar 23 inmuebles. Los interesados, según confirman desde el propio Grupo Stirling, proceden sobre todo de Madrid, Toledo, Albacete o Cuenca, zonas relativamente cercanas al área geográfica de Dénia pero que carecen de mar -"un verdadero atractivo para los castellano-manchegos y los madrileños" aseguran desde la compañía-. Cuando alguien se interesa por alguno de los pisos en Dénia, un mercantil hace la tasación y valoración de los inmuebles a permutar para intentar igualar lo mejor posible el valor de ambas propiedades. Si la diferencia es a favor del GrupoStirling, éste ofrece al cliente todas las facilidades para abonar la diferencia cuando pueda. Si sucede al contrario, es la empresa promotora quien abona el dinero al cliente, siempre que la diferencia esté entre los 50.000 y 100.000 euros. Desde la empresa confirman que este modelo de negocio "no permite hacer caja, pero sí librarse de hipotecas de pisos a los que en estos momentos es imposible dar salida en el mercado inmobiliario" aseguran.