Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Fue una promesa del nuevo presidente de la Generalitat

Los sindicatos presionarán a Ximo Puig para que reabra Canal Nou

Comunidad Valenciana

La nueva televisión autonómica tendría que ponerse en marcha en septiembre para poder emitir el 9 de octubre, día de la Comunidad Valenciana

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una de las promesas electorales más llamativas del Partit Socialista del País Valenciá fue la de reabrir la radio y la televisión públicas autonómicas, que cerraron hace casi dos años bajo el mandato del popular Alberto Fabra cuando la justicia tumbó el ERE que se había aplicado en el ente regional audiovisual.

Ximo Puig, en una protesta de trabajadores de RTVV despedidos. Ximo Puig, en una protesta de trabajadores de RTVV despedidos.

El Confidencial Digital reveló hace un mes el plan que los socialistas valencianos tienen para reflotar Canal Nou una vez asumiera las riendas de la Generalitat. Su idea es readmitir a parte de los trabajadores despedidos de Radio Televisió Valenciana (RTVV), hasta conformar una plantilla de en torno a 800 personas.

Con los otros mil trabajadores negociaría para alcanzar un acuerdo. Otras líneas maestras del plan de Puig eran impulsar un canal en inglés, potenciar la cultura regional y la lengua valenciana, e incluso tenía una fecha simbólica para inaugurar las nuevas emisiones: 9 de octubre, día de la Comunidad Valenciana.

Expectantes ante las decisiones de Puig

Por ahora, el gobierno de la Generalitat ha nombrado un comisionado para que estudie las posibles fórmulas para reabrir el ente audiovisual público de la Comunidad Valenciana.

Pero los sindicatos de los empleados despedidos en el ERE de Canal Nou y Radio Nou aguardan con nervios que se concreten los planes del nuevo ejecutivo regional de Ximo Puig.

Fuentes del comité de empresa de Radio Televisió Valenciana explican a El Confidencial Autonómico que, en las últimas concentraciones semanales que siguen realizando cada viernes, los ex empleados del ente que se reúnen se muestran esperanzados por que algunos puedan volver a trabajar en Canal Nou si finalmente se reabre.

Los representantes de los trabajadores se reunieron con Ximo Puig antes de las elecciones, pero no lo han vuelto a hacer después ni una vez que ha sido investido presidente de la Generalitat. Eso sí, aseguran que mantienen contacto fluido con otras personas del gobierno valenciano.

Por ahora, los sindicatos de RTVV se mantienen a la expectativa y dan un cierto voto de confianza a Puig: “No le vamos a perseguir como hicimos con Alberto Fabra”. Pero avisan que si en los próximos plenos de las Cortes Valencianas no hay avances, se van a movilizar para reclamar que los socialistas cumplan su promesa.

“Si pasa el tiempo y no hay un plan concreto, pediremos una entrevista con Ximo Puig”, aseguran desde UGT. Su objetivo es mantenerse atentos y presionar al nuevo gobierno valenciano para que cumpla su promesa de poner de nuevo en marcha la radio y la televisión públicas de la Comunidad.

Septiembre, fecha límite

Los sindicatos ponen una fecha límite: “Antes de que termine el verano tiene que haber un plan”. Y es que si, como dijo Ximo Puig, la intención del ejecutivo valenciano es que el 9 de octubre Canal Nou ya emita, aunque sea en pruebas, los plazos son ya muy ajustados.

“Si quieren emitir el 9 de octubre, se tiene que hacer con trabajadores que ya estuvieron en la empresa. Y como muy tarde hay que empezar a trabajar a principios o medidados de septiembre”, apunta un antiguo responsable de Canal Nou antes de su cierre.

Y es que se tardaría alrededor de un mes en recuperar los equipos técnicos, poner en marcha la televisión, reorganizar la plantilla... De todas formas, piden sobre todo al ejecutivo de Ximo Puig que la reapertura se haga bien, en base a informes jurídicos que permitan que la radio y la televisión autonómicas vuelvan a emitir con todas las garantías legales.

Como se ha dicho, los trabajadores despedidos esperan con nerviosismo la decisión que tome la Generalitat Valenciana, para ver si pueden volver a su puesto de trabajo, cuántos y quiénes podrán hacer: “Damos por hecho que no podrá haber 1.600 o 1.800 personas como había antes del cierre, porque la plantilla estaba inflada por gente que había metido el PP”.

Los sindicatos cifran en unos 1.000 empleados la cifra de plantilla que sería necesaria para poner en marcha una nueva televisión autonómica viable: explican que es el tamaño que tiene, por ejemplo, la TVG de Galicia, “que está bien gestionada y que cubre una región similar en territorio a la Comunidad Valenciana”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·