Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

Tras varias decisiones polémicas

Los socialistas valencianos, hartos del “radicalismo” del consejero de Educación

Dirigentes del PSPV como el ex presidente Joan Lerma critican que la gestión de Vicent Marzà, de Compromís, divide a la sociedad y da argumentos al PP

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los socialistas están molestos por las medidas de Vicent Marzà, consejero de Educación de la Comunidad Valenciana, y llegan a afirmar que es “el mejor comisario político del PP”, pues ha logrado un fraccionamiento de la sociedad valenciana contra las políticas educativas del tripartito.

Ximo Puig y el consejero de Educación, Vicent Marzà. Ximo Puig y el consejero de Educación, Vicent Marzà.

“En una consejería tan social como la de Educación, Marzà ha dividido la sociedad valenciana, y su radicalismo ha hecho que sea el mejor comisario político del PP, que está rentabilizando políticamente sus polémicas decisiones”, expresa un dirigente socialista valenciano a El Confidencial Autonómico, que recuerda en concreto “el repunte del PP en la Comunidad Valenciana el pasado 26-J”.

El tripartito valenciano –socialistas, Compromís y Podemos– dejó en manos de los nacionalistas de Compromís la Consejería de Educación, en concreto en Vicent Marzà, cuyo ideario pancatalanista y contra la libertad de enseñanza se han visto plasmados desde el principio de la legislatura, según denuncian las asociaciones que se han movilizaco contra su gestión.

Sin embargo, ahora ha llegado la crispación hasta el PSPV, socio de gobierno, que ve “radical, precipitado e inexperto al consejero Marzà”, según ha manifestado otro dirigente socialista.

El ex presidente Lerma se une a las críticas

El “detonante” ha sido excluir a los alumnos de universidades privadas de las becas de la Generalitat, decisión que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha suspendido cautelarmente –tras recurrir la Universidad Católica de Valencia-, dejando en el aire todas las becas que se concedían a 10.000 alumnos de universidades públicas y privadas de la Comunidad Valenciana, de los que un 7% correspondían a alumnos de las universidades privadas.

Según ha sabido ECA, el propio Joan Lerma, ex presidente socialista de la Generalitat Valenciana (1982-1995), manifestó hace unos días a Ximo Puig –que fue jefe de gabinete con Lerma– su “preocupación y discrepancia por el radicalismo que se está mostrando en Educación, además de otras diferencias de Lerma con Puig como las relaciones con Pedro Sánchez”. Esta conversación de Lerma y Puig tuvo lugar el pasado martes 23 de agosto, en la finca de verano que tiene Lerma en Gilet (Valencia).

Compromís arropa a Marzà y acusa al PP

Desde la coalición Compromís, el diputado autonómico y portavoz en la Comisión de Educación en las Cortes Valencianas, Josep Nadal, ha criticado que “como era de esperar, el PP se ha posicionado junto a la Universidad Católica en su ofensiva judicial que ha provocado la suspensión de programas de becas para 10.000 alumnos”.

Nadal reconoce que la decisión del Tribunal Superior ha “provocado la preocupación en los estudiantes y sus familias, que ven peligrar el inicio o continuación de sus estudios, pero desde Compromís apoyamos a la Consejería de Educación, pues nos parece intolerable que con dinero público se pague el negocio de la Universidad Católica”.

Así mismo, Nadal considera que se está produciendo un “ataque en toda regla contra la igualdad de oportunidades, pretendiendo una enseñanza universitaria que sea un guetto para ricos”.

El PP exige una normativa de urgencia

La diputada autonómica del PP Beatriz Gascó, portavoz de Educación, ha subrayado a este digital “la urgencia para que se apruebe una normativa de modo que puedan recibir beca este curso los alumnos con derecho a ella, pues ya el Consejo Jurídico Consultivo advirtió en un dictamen de que la exclusión de las universidades privadas en materia de becas contravenía la Ley Orgánica de Universidades”.

Gascó ha destacado a ECA que “todas las decisiones importantes que ha tomado Marzà están en los tribunales, por algo será, y no lo dice el PP, lo dicen los padres sobre los conciertos educativos por ejemplo, que se vienen manifestando en la calle contra Marzà y sus medidas”.

De igual modo, la diputada autonómica señala que “nadie que tenga sentido común puede defender la decisión de Marzà, pues si un estudiante cumple con los criterios académicos y de renta fijados para todos –estudiantes de universidades públicas o privadas– no se le puede denegar el derecho a beca, pues es un criterio sectario”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·