Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Comunidad Valenciana

El presupuesto anual es de 75 millones

Los vecinos de Gandía se movilizan ante los 400 millones de deuda municipal

Comunidad Valenciana

Temen una fuerte subida de impuestos. Exigen a la nueva alcaldesa socialista conocer exactamente el agujero en las cuentas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras las últimas elecciones municipales, los socialistas se hicieron con la alcaldía de Gandía con el apoyo de Més Gandia y Ciudadanos. Al llegar al poder la alcaldesa Diana Morant encontró una deuda de 400 millones en las cuentas públicas.


La alcaldesa de Gandía, Diana Morant, durante el acto de investidura La alcaldesa de Gandía, Diana Morant, durante el acto de investidura

Según han manifestado a El Confidencial Autonómico varios vecinos de Gandía (Valencia), “el estado de emergencia económico que acabamos de conocer, con una deuda en torno a 400 millones, exige contar con los vecinos para aplicar las medidas, y el nuevo equipo de gobierno ha presentado un plan a Montoro que abarca hasta 2032, subiendo una barbaridad todos los impuestos”.

Con el plan que el nuevo equipo de gobierno del Ayuntamiento de Gandía –socialistas y Més Gandía, la marca local de Podemos - ha presentado al Ministerio de Hacienda, se pretende hacer frente a una deuda de 400 millones, cuando el presupuesto anual de la localidad se sitúa en 75 millones.

El plan que la alcaldesa, Diana Morant, ha presentado busca hacer frente al “injustificado endeudamiento que nos han dejado los anteriores alcaldes del PP y del PSPV, pero que no podemos seguir ocultando”, como han manifestado fuentes del Ayuntamiento a ECA.

Juan, uno de los 75.000 vecinos de Gandía, ha expresado a este digital que “los vecinos nos estamos reuniendo para que los planes que se aprueben cuenten con la opinión de los vecinos, pues lo que nos llega es un subida de impuestos muy grande durante muchos años, y ese dinero sale de nuestros bolsillos”.

La localidad llega a tener unos 500.000 habitantes en estas fechas veraniegas, y los “veraneantes” también desean ser informados y escuchados, pues “es escandalosa la cifra y la gestión podría calificarse de criminal”, como han expresado a este digital varios veraneantes y turistas frecuentes de la localidad valenciana, especialmente frecuentada por turistas procedentes de Madrid.

Orengo (PSPV) y Torró (PP) son los alcaldes responsables

José Manuel Orengo (PSPV, alcalde de 2007 a 2011), firmando créditos sin el consentimiento de la Generalitat Valenciana, endeudó la ciudad hasta los 160 millones, pero la deuda aumentó con Arturo Torró (PP) en 140 millones más, y todavía falta aclarar el montante total de la deuda, que –como expresan fuentes municipales a este digital – “puede estar en torno a los 400 millones”.

Torró (PP) se ha defendido reiteradamente alegando que presentó varios planes de refinanciación de la deuda, para que los vecinos no pagaran la elevada deuda, pero siempre se rechazaron.

Nos estamos enterando de todo por los medios de comunicación, nos hemos enterado de que cada vecino tiene una deuda de unos 3.000 euros, y sólo sabemos que se avecina una subida de impuestos disparada”, comenta un vecino.

El nuevo equipo de gobierno municipal, con los votos en contra del PP, aprobó recientemente un plan de ajuste, que se espera apruebe el Ministerio de Hacienda hasta 2032.

Subidas de impuestos de hasta un 30%

El plan incluye subir el IBI un 24%, un 30% el Impuesto de Circulación, subir tasas municipales y servicios públicos con carácter general, como el autobús, las piscinas, etc., ya a partir de 2016.

Algunos vecinos denuncian, por ejemplo, que el plan del Ayuntamiento incluye reducir solamente un 5% el capítulo de personal y los gastos generales, y “no parece razonable sin tener más datos pedir un descomunal esfuerzo a los ciudadanos y muy reducido al propio Ayuntamiento”, afirma un vecino a este digital, aunque reconoce a la nueva alcaldesa, Diana Morant, que “al menos haya cogido el toro por los cuernos, pero no debe hacerlos sin los ciudadanos”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·