Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

El personaje

Vicente Jiménez Zamora, obispo de Santander, que reclama el crucifijo en lugares públicos por ser símbolo “de paz y amor”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora, lamentó el "intento de retirar el crucifijo" de los lugares públicos, especialmente de colegios y hospitales, y reivindicó su vigencia porque es "símbolo universal de paz, de amor y de entrega por los demás". Además, consideró que "pedagógicamente es bueno" que los niños aprendan las "lecciones" que da el crucifijo: "la lección del perdón, del amor de Dios al pecador, de la dignidad humana y de la solidaridad con todos los crucificados y con todas las víctimas".