Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Estado Autonómico

Murcia y Comunidad Valenciana cierran filas con el trasvase Tajo-Segura. Quieren que el memorándum acordado con el Ministerio de Agricultura adquiera rango de Ley “cuanto antes”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Agua para todos, sí o sí. La Comunidad Valenciana y la Región de Murcia han escenificado la recuperación de este lema a través de una reunión entre sus dos presidentes, Alberto Fabra y José Antonio Monago. Los dos Ejecutivos, en manos del PP, defienden que el memorándum acordado con el ministro Arias Cañete se convierta en un texto con rango de Ley y para 'blindar' el trasvase Tajo-Segura.

Nunca renunciaremos al agua”. Con estas palabras resumieron los presidentes Monago y Fabra la postura de la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana respecto al trasvase Tajo-Segura. Su ‘hoja de ruta’ está recogida en un memorándum al que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico, firmado entre las dos autonomías y el Ministerio de Agricultura.

Este compromiso, fechado en marzo, quiere ‘blindar’ los envíos de agua a las regiones deficitarias, tal y como explican a este digital fuentes de la consejería de Agricultura y Agua de la Región de Murcia. Este documento tiene como objetivo, “respetando la planificación del Tajo y la prioridad de esta cuenca”, mejorar y consolidar el trasvase Tajo-Segura.

El trasvase Tajo-Segura es irrenunciable para el Gobierno murciano”, comentan desde la Región, que es una de las mayores zonas productoras de frutas y hortalizas de Europa. De sus huertas sale el 28% del total de la producción nacional.

Por su parte, la Generalitat valenciana también ha insistido en que se cumplan los términos establecidos en el memorándum del trasvase. Las palabras del presidente Alberto Fabra tras la reunión que ha tenido esta semana con Valcárcel fueron: “Nunca renunciaremos al agua que necesitan nuestros regantes y toda nuestra sociedad”.

El contenido del memorándum

Los gobiernos de Murcia y Comunidad Valenciana, junto a los regantes de ambas comunidades, redactaron el documento la pasada primavera con la intención de defender el trasvase Tajo-Segura.

El texto está firmado por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas; el vicepresicente valenciano, José Císcar, también conseller de Agricultura, y el consejero de este departamento en Murcia, Antonio Cerdá.

Éstos son algunos de sus puntos relevantes:

-- El mantenimiento del trasvase Tajo-Segura y de una actividad agraria segura y sostenible constituye un objetivo estratégico y socioeconómico de primer orden para el Estado, cuya permanencia debe quedar garantizada.

-- La Región de Murcia y la Comunitat Valenciana estiman oportuno estudiar posibles acciones, principalmente en los ámbitos normativo y técnico, mitigando (...) las limitaciones que la nueva planificación hidrológica del Tajo tendrá sobre los aprovechamientos, dependientes del Acueducto Tajo-Segura.

-- Se constituirá un Grupo de trabajo coordinado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente e integrado por representantes del departamento y de las Comunidades Autónomas firmantes. Se invitará a formar parte del Grupo de Trabajo a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

-- El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y las Comunidades Autónomas firmantes tendrán en cuenta las propuestas del Grupo de Trabajo y pondrá en marcha las actuaciones mejores de entre las que se sugieran, procurando su eficacia simultánea con la del futuro Plan Hidrológico del Tajo.

Reticencias a las propuestas de Castilla-La Mancha

Las dos regiones se mostraron con este texto en contra del borrador del Plan Hidrológico del Tajo, que estuvo vigente hasta noviembre de 2012. Aseguran que “contenía determinaciones letales” para sus zonas. “Pretendía un aumento de 6 a 11 hectómetros cúbicos en Aranjuez; de 10 a 15 en Toledo; y de 10 a 17 en Talavera”, rememoran.

Tales aumentos habrían supuesto “la muerte fulminante del trasvase”. Tras las negociaciones entre autonomías, el Ministerio y el Gobierno central, se optó por mantener los caudales ecológicos como antes del borrador: 6 m3/s en Aranjuez y 10 m3/s para Toledo y Talavera.

La posición del PSOE

Los socialistas han llevado a cabo una labor de oposición diferente en cada una de las regiones afectadas respecto a este asunto. El PSOE de Castilla-La Mancha aseguró que el Plan “mantiene intacto el trasvase del Tajo al Levante y cifran en “650 hectómetros cúbicos” los excedentes que irán a las cuencas del Segura y el Guadiana.

Por su parte, el PSOE murciano asegura que con las nuevas ratios no hubiera sido posible “ningún tipo de trasvase” durante decenas de meses en los últimos años. Es una idea similar a la que mantenían los socialistas de la Comunidad Valenciana.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·