Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Estado Autonómico

Elecciones Autonómicas

El PP retiene Madrid y el PSOE podrá gobernar hasta seis comunidades

Estado Autonómico

Los populares necesitan a Ciudadanos para que gobierne Cifuentes. Los socialistas pueden hacerse con la Generalitat Valenciana con un tripartito

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El mapa de la España autonómica se tiñó en 2011 de azul al ganar el Partido Popular con mayoría absoluta en 10 de las 13 comunidades donde se celebraron elecciones. Ahora los populares ven cómo pierden todas sus mayorías absolutas y los pactos entre fuerzas de izquierdas pueden desalojarlos de muchos gobiernos regionales.

Cristina Cifuentes, en la sede del PP en la calle Génova. Cristina Cifuentes, en la sede del PP en la calle Génova.

Una de las “batallas” principales de estas elecciones se jugaba en la Comunidad de Madrid, donde finalmente el PP, pese a perder medio millón de votos, es la fuerza más votada pero muy lejos de la mayoría absoluta: 48 de 129 diputados. La buena noticia para Cristina Cifuentes es que podría ser de los pocos presidentes populares, ya que de forma muy ajustada un acuerdo con Ciudadanos (17 diputados) le daría la mayoría absoluta frente a la suma del PSOE y Podemos.

El que no ha resistido tanto ha sido el otro tradicional caladero de votos de los conservadores, la Comunidad Valenciana. En sus primeras elecciones tras suceder a Francisco Camps, Alberto Fabra se deja 22 puntos y 24 escaños, por lo que la suma con Ciudadanos es imposible. El socialista Ximo Puig podrá presidir la Generalitat si llega a un acuerdo tripartito con Podemos y Compromís.

La única mayoría absoluta: Castilla y León

La única mayoría absoluta que podría tener el partido de Mariano Rajoy sería en Castilla y León, aunque anoche a última hora el recuento (al 85%) daba a Juan Vicente Herrera los 42 escaños justos que le haría revalidar la presidencia de la Junta. Ciudadanos entra con cinco diputados y Podemos con diez, mientras el PSOE retrocede a 25.

También cerca de la mayoría absoluta se queda el PP en la Región de Murcia, uno de sus fuedos. Se llevaría el 37,32% de los votos obteniendo 22 escaños, sólo uno por debajo de la mayoría absoluta. Son 11 menos que en las elecciones de 2011. Se benefician de su bajada el PSOE que sube a 13, mientras que Podemos y Ciudadanos entran con 6 y 4 escaños respectivamente.

A pesar de seguir siendo la fuerza más votada en las Islas Baleares, el PP pasa de 35 diputados en 2011 a los 20 actuales. El PSIB-PSOE también pierde terreno y se queda en 14. Entra con fuerza dos nuevos partidos: el de Pablo Iglesias, 10 escaños, y Més per Mallorca con 6. Tendrán que ser más de dos los partidos que lleguen a un acuerdo para gobernar.

El PP recibe un duro revés en las Islas Canarias bajando de 21 diputados a los 12 conseguidos en estos comicios. Pasa a ser la tercera fuerza política en el archipiélago. Lidera ahora Coalición Canaria con 17 pero pierde 4 con respeto a 2011. La segunda fuerza más votada el PSOE que mantiene sus 15 escaños. Podemos entra en el Parlamento canario con 7 diputados y se estrena junto con Agrupación Socialista Gomera (3) y Ciudadanos (2). Si todo sigue igual, el nacionalista Fernando Clavijo podría gobernar con los socialistas tal y como hizo Paulino Rivero en esta legislatura.

Monago pierde frente al PSOE

María Dolores de Cospedal tendría los días contados como presidenta de Castilla-La Mancha tras cuatro años: a pesar de ganar, la suma de PSOE y Podemos (17 escaños) la supera por uno, por lo que Emiliano García-Page podría gobernar si consigue el apoyo de la formación morada.

Lo que parece claro es que José Antonio Monago dejará la Junta de Extremadura después de verse superado por el PSOE. Guillermo Fernández Vara tendrá 30 de los 65 escaños de la Asamblea frente alos 28 del PP, seis de Podemos y uno de Ciudadanos.

En Cantabria la aritmética de los pactos será más complicada. Ignacio Diego vuelve a ganar pero el PP pierde su mayoría absoluta al bajar a 13 diputados. Sólo uno menos tiene el Partido Regionalista de Miguel Ángel Revilla, al que sin embargo los cinco diputados del PSOE no le serán suficientes, por lo que necesaría a Podemos (3) o a Ciudadanos (2).

Mayor fragmentación en Navarra

La gobernabilidad en Navarra será todavía más difícil después de una legislatura inestable. Unión del Pueblo Navarro es la fuerza con más escaños pero sólo tiene 15 de los 50. Un gran pacto de izquierda liderado por Geroa Bai de Uxúe Barkos (nueve parlamentarios) con EH Bildu e Izquierda-Ezkerra (IU) necesitaría o bien de Podemos o bien del Partido Socialista.

Victoria sin mayoría absoluta del PP es el escenario que se da en Aragón, donde la fragmentación tampoco pondrá fácil formar gobierno. El socialista Javier Lambán necesitará al menos a Podemos y a Chunta Aragonesista para ser presidente.

En La Rioja, Pedro Sanz tiene más posibilidades de seguir gobernando otros cuatro años: siempre y cuando llegue a un acuerdo con Ciudadanos para manetener en el gobierno al PP, que consigue 15 de los 33 escaños con el 38% de votos.

El PSOE vuelve a ganar en Asturias

Junto a Extremadura, Asturias es la otra región donde los socialistas ganan estas elecciones autonómicas. Javier Fernández pierde dos diputados y se queda en 14, pero un pacto con Podemos sería suficiente. Asturias es la única comunidad en la que el PP crece al aprovechar el desplome de Foro Asturias, que se queda en tres diputados y un 8% sólo tres años después de gobernar.

En cuanto a las ciudades autónomas, el popular Juan Jesús Vivas retiene la mayoría absoluta en Ceuta pero la pierde Juan José Imbroda en Melilla; allí, sólo un concejal separa al PP de gobernar, que podría buscar el apoyo de Ciudadanos o de su escisión Popular en Libertad.

En total, los socialistas podrían hacerse con el gobierno de hasta cinco comunidades: Valencia, Castilla-La Mancha, Asturias, Extremadura, Aragón y Baleares. Por su parte, el PP retendría Castilla y León con mayoría absoluta y mediante pactos, presumiblemente con Ciudadanos, podría seguir gobernando en La Rioja, Murcia y la Comunidad de Madrid. Más complicado será el futuro en Cantabria, Navarra y Baleares.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·