Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Estado Autonómico

Puertollano, el “ejemplo de lo que no hay que hacer”: El New York Times arremete contra el modelo de energía solar español

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La prestigiosa cabecera norteamericana The New York Times (TNYT) ha publicado, recientemente, un reportaje en el que la industria de la energía solar en España no salía bien parada. El rotativo señala a la localidad de Puertollano (Ciuidad Real) como ejemplo para todos los países de "lo que no hay que hacer", y culpa al Gobierno de Zapatero por sus 'excesivas' ayudas al sector. "Hace dos años, esta ciudad minera fue anfitriona de una breve 'fiebre del oro' del siglo XXI. Famosa por el Carbón, Puertollano descubrió otra fuente de energía que había sido pasada por alto: El implacable y ardiente sol". Así comienza el reportaje que el TNYT dedica a la ciudad castellano manchega y a su industria solar. Las conclusiones a las que llega el periódico norteamericano no dejan en buen lugar al sector de la energía solar española. Según relata, las empresas acudieron al área de Puertollano atraídas por los "generosos incentivos del gobierno español". Esto, dicen, supuso un "boom" de la energía solar en la península ibérica. De hecho, el diario refleja que "la mitad de la energía solar instalada a nivel mundial en 2008 se instaló en España". Sin embargo, el problema llegó en el momento en que la meseta española se llenó de "plantas solares de baja calidad y mal diseñadas". Fue entonces cuando los "funcionarios españoles se dieron cuenta de que tendrían que subsidiar a muchos de los empresarios de forma indefinida". El "boom", según TNYT, dio paso al "bust"-una especia de "irse al garete" para los anglosajones- cuando el Gobierno de Zapatero decidió cambiar de rumbo "abruptamente" y cerrar el grifo de las ayudas al sector. "El Breve auge de Puertollano se fue al garete. Las fábricas y las tiendas cerradas, miles de trabajadores perdieron sus empleos, las empresas y bancos extranjeros abandonaron los contratos que ya habían sido negociados" relata. TNY señala que el de Puertollano -y en general, el modelo español- es el ejemplo "de lo que no hay que hacer". Estados Unidos, que tiene en marcha proyectos similares al de España, debería "buscar una industria verde estable, en lugar de la energía costosa y el flash económico" español. Citan también a Cassidy Deline, experta en el mercado solar europeo, quien apunta que "la industria en su conjunto ha aprendido mucho de lo que sucedió en España. Otros países han establecido subsidios más bajos y normas más estrictas para las plantas solares" concluye esta analista. No obstante, no todo se ha hecho mal en España. Según el periódico neoyorquino, el caso de la empresa Siliken Energías Renovables es el mejor ejemplo de buena gestión. La compañía cerró sus fábricas durante cinco meses, redujo a la mitad su plantilla y enfocó su actividad al mercado francés, italiano y estadounidense. Ahora, con beneficios, "puede convertirse en un actor global" de la energía solar.