Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

La central nuclear de Almaraz (Cáceres) ha solicitado suplir el déficit generado por el posible cierre de Garoña (Burgos)

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La dirección de la central nuclear de Almaraz, en Cáceres, ha solicitado al Consejo de Seguridad Nuclear un permiso para aumentar en 120 megavatios la capacidad productiva de su reactor, un 6 por ciento de su capacidad. El motivo, el futuro de incertidumbre que le espera a la de Garoña, en Burgo. Iberdola, propietaria de la plata cacereña, tiene previsto acometer la mejora técnica de sus reactores entre este año y 2010. Esto puede suponer un aumento de su producción eléctrica equivalente al consumo de más de 250.000 hogares a lo largo de un año. Pero además se trata de un movimiento que llega en un escenario de incertidumbre en el sector, porque el Gobierno debe decidir en las próximas semanas si prorroga o no el permiso de explotación de la central de Santa María de Garoña. En caso de que el Gobierno de Zapatero optase por el desmantelamiento de la planta, los 466 megavatios que genera actualmente Garoña deberían ser suplidos por un esfuerzo conjunto entre todas las nucleares. Sólo con la de Almaraz -contando con la ampliación- se cubriría únicamente un cuarto de esta cifra. El problema es que ninguna otra central nuclear española ha pedido aumentar su potencia, por lo que el panorama energético español quedaría descompensado.