Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

Barreda (Castilla-La Mancha) está presionando a Vara (Extremadura) para que impulse “con brevedad” el trasvase Valdecañas-Segura y “le quite un peso de encima”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los socialistas no están por la labor de suprimir el trasvase Tajo-Segura. Ese es un hecho que José María Barreda, presidente castellano-manchego, ya ha asumido. Ahora, su intención es que pasarle el problema a Extremadura, donde Guillermo Fernández Vara siempre ha sido un firme defensor de la "solidaridad entre comunidades". El problema está en que los agricultores podrían echársele encima si finalmente se da luz verde al trasvase de agua desde el pantano extremeño de Valdecañas al rio Segura. La derrota electoral de los socialistas en las europeas puede ser considerada "debacle" para el PSOE de Castilla-La Mancha. Con el PP once puntos por arriba, Barreda se enfrenta estos días a una autentica cuestión de confianza pública. Mientras, el Estatuto regional aún no tiene visos de ver la luz en un futuro próximo. El principal escollo es la supresión de los planes de trasvase del Tajo hacia el Segura, proyecto que no despierta demasiada admiración entre las filas socialistas del Congreso. Con Barreda cercado por los comicios europeos, con sus compañeros de Madrid en contra del pilar fundamental de su Estatuto, la única solución que le queda al presidente castellano-manchego es que otro se haga cargo de 'su problema'. Ese 'otro' sería Guillermo Fernández Vara, presidente extremeño, quien hace meses -como adelantó El Confidencial Autonómico aquí- ya se ofreció a estudiar la viabilidad de un trasvase desde el embalse de Valdecañas hasta la cuenca del Segura, una solución que, como valoraron entonces fuentes del PSOE extremeño, "contentaría a todas las partes en liza". Sin embargo, como confirman a El Confidencial Autonómico fuentes de los socialistas extremeños, "la idea se ha paralizado debido a que aún no se ha analizado el impacto político de una decisión como esta", que traería consigo el enfrentamiento con el sector agrícola de la región. Según estas mismas fuentes, el Ejecutivo de Barreda "ha vuelto a la carga" en los últimos días y espera que el Gobierno de Vara de una respuesta afirmativa en el menor plazo de tiempo posible. Santiago Incluso olvidando la batalla personal que mantiene con María Dolores de Cospedal, el Gobierno de Barreda ha tendido puentes hacia la dirigente 'popular' para que, con su apoyo, el tema de la caducidad del trasvase del Tajo quede solucionado lo antes posible.