Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

El Estatuto de Extremadura fracasa: el Gobierno ha eliminado el pago de la deuda histórica solicitado por la Junta. El PP no va a aceptar distinguirse de Andalucía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Continúa la polémica en torno a los Estatutos de Autonomía. Todo hacía pensar que la retirada en el Congreso del texto castellano-manchego iba a impulsar la reforma del extremeño, pero no va a ser así: el Gobierno no acepta el pago de la 'deuda histórica' que incluye el nuevo Estatuto de Extremadura. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, los ponentes del PSOE que negocian con los ministerios las enmiendas al texto, aprobado por unanimidad en Extremadura, han recibido una durísima noticia: el Ejecutivo ha enmendado el párrafo del Estatuto en el que se habla del cobro de la deuda histórica que ha contraído el Estado con la región. "Han tachado, literalmente, la propuesta", explica a este confidencial una persona muy vinculada a la negociación. La misma fuente asegura que "el escrito que trataba el asunto ha sido reemplazado por dos párrafos, bastante difusos, en los que no se habla de las obligaciones económicas de España con Extremadura". Tanto el PSOE como el PP de la región acordaron incluir en el texto de reforma esta reivindicación, tal y como hicieron los andaluces con su propio Estatuto. De hecho, una de las principales razones por las que se impulsó el proyecto fue trasladar al Estado dicha petición. José Antonio Monago pedirá la retirada del texto El pasado martes, el presidente del Partido Popular en Extremadura, José Antonio Monago, advirtió que pedirá la retirada del Estatuto si durante el trámite parlamentario se recortan o modifican cuestiones como la deuda histórica o las inversiones complementarias. "Esta posibilidad es ya una realidad", reconocen a ECA voces autorizadas del Parlamento. Desde la Junta explican que no harán ninguna valoración o declaración al respecto hasta que no se oficialicen las enmiendas.