Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

El Grupo Gallardo, en dificultades. Medio Ambiente no ha dado el visto bueno a su refinería de Badajoz: informes contrarios de biólogos y oposición de un senador socialista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La refinería Balboa, uno de los principales proyectos del grupo empresarial extremeño Gallardo, sigue sin recibir el aprobado del Estado. No hay Declaración de Impacto Ambiental. Además, cuenta con la oposición de una plataforma ciudadana, algunos biólogos y un senador del PSOE. Por el contrario, Felipe González podría jugar un papel fundamental. La refinería de Balboa, que estará situada en la comarca de Los Santos de Maimona (Badajoz) no ve la luz al final del túnel. El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino ha solicitado más documentación sobre el proyecto al grupo, pese a que este ya daba por concluidas las gestiones y sólo estaba a la espera del 'sí' definitivo. Sin embargo, los problemas se le acumulan al magnate extremeño Alfonso Gallardo. A la plataforma cívica 'Refinería NO' hay que unir la dubitativa posición del gobierno portugués. La Agencia Portuguesa de Medio Ambiente considera que la información facilitada por la empresa es "escasa". Temen por el turismo de la zona del Algarve. El presidente extremeño, Fernández Vara, ya se reunió hace meses con el presidente luso Sócrates para tratar el asunto, pero no sacó nada en claro. Por si fuera poco, a la refinería Balboa le han salido otros dos 'enemigos': El primer es el biólogo Ginés Morata, antiguo presidente del Consejo de Participación de Doñana, quien ha admitido recientemente que el entorno del Parque Natural podría verse gravemente afectado por el petróleo que llegue a la costa onubense con destino a Badajoz. El segundo parte del PSOE, con el que el Grupo Gallardo ha mantenido siempre fuertes vínculos. El senador y alcalde de Almonte Francisco Bella ha mostrado públicamente las dudas que le genera el proyecto. Además, ha lanzado un mensaje a la Junta de Andalucía: El proyecto del oleoducto de 200 kilómetros hasta Badajoz es "incompatible con la política de energías limpias" según Bella. Sin embargo, la empresa tiene aún guardados algunos ases en la manga. El primero, el apoyo de Ferraz y del ministro Sebastián. Pero hay un personaje que podría ser clave en el proceso: Felipe González. Gallardo y González se conocen desde hace muchos años. Y el socialista ha sido nombrado recientemente presidente del órgano de gestión pública del Parque Nacional de Doñana. Un dato esperanzador para el futuro del grupo.