Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

Los agentes de Policía extremeños se gastan de su bolsillo 1.400 euros en material. Faltan guantes, chalecos y fundas de pistola. Los motoristas van con trajes de oficina

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía de Extrmadura están que 'trinan'. Llevan meses gastando su propio dinero en comprar material necesario para llevar a cabo sus labores. Han calculado que dedican cerca de 1.400 euros de su sueldo. Hartos de la situación, han elevado sus quejas al Consejo de Policía, a la subsecretaría de Estado y a la Jefatura Superior regional. Las principales carencias son los guantes anticortes, que en su día fue una reivindicación del sindicato policial CEP a la que el Gobierno hizo caso. La solución fue comprar guantes "de muy baja calidad". Y el desenlace, que esos guantes "siguen en cajas". Nadie se atreve a usarlos y han tenido que comprar unos de mayor calidad por su propia cuenta y riesgo -entorno a 50 euros-. El resto de los 1.400 euros que han tenido que destinar algunos agentes de policía a completar su equipamiento han ido para la compra de navajas multiusos (26 euros), rescatador rompe lunas (16 euros), cinturón doble para llevar la pistola y los grilletes (entre 30 y 45 euros), funda del arma con doble seguro (70 euros), botas (100 euros) o el chaleco antibalas (650 euros). Una de las carencias más graves es la de trajes de protección integral para los agentes que patrullan a bordo de motocicletas. Según fuentes policiales consultadas por El Confidencial Autonómico, estos policías están patrullando con trajes de oficina, "de administrativo", con el grave riesgo que supone. Ya han sido tres los agentes que han tenido accidentes de moto y que actualmente llevan 6 meses de baja "con las rodillas destrozadas. Si hubiesen llevado trajes especiales, habrían tardado 15 días en recuperarse" indican agentes de Badajoz. Esta situación, dicen, contraviene los reglamentos de riesgos laborales de la Policía, pero "nadie hace nada". Es tal su contrariedad con estas situaciones -así como con el anunciado recorte de sueldo para los funcionarios públicos- que han decidido trabajar "sólo a petición del ciudadano, nunca bajo iniciativa propia", como medida de protesta.