Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

La elección de Sócrates en Portugal salva dos proyectos en Extremadura: el Centro Hispano Luso de Investigación sobre Energías Renovables y otro sobre el Parque Natural del Tajo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los resultados electorales en Portugal han provocado un suspiro de alivio en Extremadura. La victoria del socialista José Sócrates mantendrá dos proyectos que hubiesen peligrado con la llegada al poder de Manuela Ferreira Leite, del Partido Social Demócrata (PSD), que ya había rechazado el AVE a Lisboa por falta de dinero. "Para los extremeños la victoria de Sócrates supone una excelente noticia ya que se garantiza la construcción integral de la línea del AVE Madrid- Lisboa". Estas palabras, emitidas por Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta, dejan a las claras la postura de Extremadura respecto a las elecciones portuguesas. Y es que, tal y como informó El Confidencial Autonómico, el proyecto del AVE hasta Lisboa, pasando por Badajoz-Elvas, había sido puesto en entredicho por la candidata conservadora Ferreira Leite, que finalmente no podrá gobernar. Sin embargo, el paso del tren de alta velocidad por Extremadura no era el único proyecto que peligraba por las elecciones en Portugal: la máxima responsable del PSD tampoco veía con buenos ojos la apertura de dos centros de cooperación entre su país y España. Se trata de los centros hispano-lusos de Patrimonio y de Energías Renovables. La idea de crear el Centro Hispano Luso de Investigación sobre Energías Renovables partió de la vigésimo tercera cumbre Ibérica entre ambos países, el año pasado, por lo que se trata de un proyecto más consolidado. El director de esta nueva institución será el antiguo presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. La reducción de la radiación en Extremadura será el principal reto del centro, que tendrá sede en Badajoz. El otro gran proyecto iniciado en 2008, fue el de mejorar y promocionar el Parque Natural del Tajo Internacional. Además, los gobiernos extremeño y portugués se comprometieron a iniciar la recuperación del lince ibérico, y firmar planes conjuntos de extinción de incendios forestales, planes que quedan reforzados con la victoria socialista en Portugal.