Miércoles 07/12/2016. Actualizado 13:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

No hay solución para los cerezos del Valle del Jerte: los agricultores dependen del clima para salvar la producción de este año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después de sufrir uno de los inviernos más duros de los últimos años, los cerezos del Valle del Jerte comenzaron a florecer este fin de semana, un mes más tarde de lo habitual. Los agricultores esperan que los árboles den fruto más allá de septiembre para salvar el año. "El cerezo depende totalmente del tiempo, y este año ha habido muchas lluvias en Extremadura, además de unas heladas que han retardado aún más el proceso de floración de los cerezos". Estas palabras pertenecen a una voz autorizada de una cooperativa de agricultores del Valle del Jerte, consultada por El Confidencial Autonómico. La misma fuente asegura que, ante estas circunstancias, nada se puede hacer: "no valen ni fertilizantes, ni abono, ni ningún tipo de cuidado especial. Los cerezos necesitan estabilidad en el clima, y este año no hemos tenido de eso precisamente". Según ha podido saber este confidencial, las primeras cerezas empezarán a verse en el Valle del Jerte a finales de abril o principios de mayo. "Esperamos que el retraso continúe siendo de un mes, como en el caso de la floración, ya que habitualmente a comienzos de abril ya tenemos la fruta", afirman desde la cooperativa. Los agricultores extremeños no han sufrido una temporada tan mala como la de este año desde hace más de un lustro: "en 2004 tuvimos un retraso parecido. La cereza salió más tarde, como en esta ocasión, pero también la producción duró más". Los productores de cereza del Valle del Jerte explican que "aquel año fue mejor de lo esperado: no tuvimos pérdidas económicas. Esperamos seguir obteniendo la fruta hasta finales de septiembre: así obtendremos beneficios". El Valle del Jerte representa la mayor zona de cultivo de cerezas de España. Allí se cultivan más de 100 variedades de estos frutos, de los que cuatro cuentan con Denominación de Origen Protegida.