Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Extremadura

“Una campaña desastrosa” según los agricultores

La cosecha de aceituna se hunde un 75% en Extremadura

Extremadura

La producción de aceite cae por debajo de la mitad del año pasado por la irregularidad de la lluvia y una plaga de moscas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El año 2014 fue “un mal año” para el campo en Extremadura, según el balance que hace organizaciones como la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA). La producción ha caído en algunos cultivos, pero en pocos como en el sector del olivar, donde el descenso de la cosecha además no ha venido acompañado por una subida de precios.

Olivar en Extremadura. Olivar en Extremadura.

Desde UPA Extremadura explican a El Confidencial Autonómico que la preocupación entre los agricultores que cultivan olivos es muy importante, debido a la brusca bajada de la producción que han experimentado en el 2014.

Los datos hablan por sí solos: si en 2013 se recogieron 115.000 toneladas de aceituna de mesa en Extremadura, los cálculos de UPA cifran en torno a las 30.000 toneladas la cosecha de 2014. Es decir, una caída del 75% de la producción, que ha sido especialmente pronunciada en la provincia de Badajoz (un descenso de entre el 80% y el 90%) y más moderada en Cáceres (50% menos).

La campaña de la aceituna para aceite no ha sido tampoco positiva, ya que la producción de aceite de oliva que se ha conseguido en las almazaras extremeñas ha caído por debajo de la mitad de las cifras del año pasado. Si en 2013 se produjeron unas 72.000 toneladas de aceite de oliva en la región, desde UPA Extremadura calculan que en la campaña de 2014 no se han superado las 30.000 toneladas.

Un portavoz de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Extremadura explica a ECA que las causas de esta caída de la producción -y también de la calidad de la aceituna recolectada- son principalmente la plaga de mosca del olivo, que ha afectado a los campos en casi toda España, y la climatología adversa.

Sobre el tiempo, los agricultores lamentan la irregularidad de las precipitaciones, ya que llovió al principio del año pero no lo hizo en meses como agosto, cuando la aceituna de verdeo -la que se recoge para mesa- necesita agua.

Desde UPA Extremadura reconocen que la campaña del año pasado fue excepcional por la gran producción que se recogió. Este año ha caído la cosecha, pero además los agricultores se quejan de que sin embargo no han subido los precios que reciben por su cultivo, como debería ocurrir al caer la oferta de aceituna y al aumentarse la demanda, ya que tanto el consumo español como sobre todo las exportaciones han crecido.

“En otros productos, el perjuicio de la la bajada de la producción se amortigua con una subida de precios, pero este año en el olivar no está ocurriendo”, denuncian desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Extremadura.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·