Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Asturias, Galicia, Extremadura y Castilla-León acusan a José Blanco de considerarles “regiones de segunda” en el reparto de las partidas presupuestarias de Fomento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los consejeros de Infraestructuras de las Comunidades Autónomas se reunieron ayer en el Senado para presentarle a Blanco cuáles son sus prioridades y expectativas en materia de Infraestructuras para un futuro próximo. Tras el encuentro, los consejeros de ciertas comunidades destacaron el 'doble rasero' que sigue el Ministerio de Fomento al proyectar las obras en una u otra comunidad. Cada vez hay más muestras que apuntan a la creación oficial de un frente común formado por comunidades con poco peso político en Madrid. Y parece que el mejor situado para comandar este frente es Alberto Núñez Feijóo, quien ya movió hilos en su día para atraer a su esfera a Guillermo Fernández Vara. El último episodio de este proyecto no escrito de "unión de las pequeñas", como lo denominan en los altos círculos políticos de estas comunidades, fue la reunión que mantuvieron ayer todos los consejeros de Infraestructuras de las Comunidades Autónomas. En esa reunión, en la que cada Comunidad tenía diez minutos para repasar el estado actual y las previsiones de futuro sobre la inversión en infraestructuras, se escenificó, según las fuentes consultadas por este confidencial -presentes en el encuentro- la "brecha que separa a las comunidades de primera y a las de tercera". Según indican a El Confidencial Autonómico, la sensación al escuchar las intervenciones de autonomías de primer nivel económico fue de "absoluta prepotencia, se daban las inversiones por seguras e innegociables, cuando el volumen de inversión que requieren es muy superior a otras, de provincias más pobres, que aún así resultan vitales para las economías locales" confirman las fuentes consultadas. El ambiente, por otra parte, fue de "distensión", aunque la camaradería se dejó ver más entre las Comunidades pequeñas. José Blanco, tal y como valoran algunos de los consultados por El Confidencial Autonómico, estuvo "correcto, muy receptivo y con buena actitud, aunque se limitó a escuchar". Al final, el comentario más generalizado fue que "las pobres deberán esperar a que las ricas se repartan el 'botín' y quedarse con las migajas". Una de las cuestiones más problemáticas son los sobrecostes de proyectos actualmente en ejecución, cuyo presupuesto inicial se ha quedado corto y ahora es Fomento quien debe decidir cuál es la solución: Poner el dinero de su bolsillo, pedírselo a la Unión Europea o negociar con las constructoras para darles beneficios futuros a cambio de que renuncien a los sobrecostes.