Martes 26/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

El Ayuntamiento de A Coruña avisa a los alborotadores que han surgido tras diez días de huelga en el servicio de basuras: no tolerarán actos vandálicos ni que se ponga en peligro a los vecinos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este jueves se cumplen 11 días de huelga del servicio de recogida de residuos en A Coruña, y parece que la ciudad está recuperando poco a poco la normalidad. Los empleados de la planta de tratamiento de Nostián, promotores del paro, han trabajado con normalidad y sin alteraciones ni incidentes de importancia después de varios días de quema de contenedores, sabotajes, apedreamientos a camiones del servicio e incluso algún herido.

Al fin, las negociaciones están en la mesa y no en la calle”. Así han valorado fuentes del Ayuntamiento coruñés el desarrollo de la huelga convocada por los trabajadores de la compañía Albada, de la planta de residuos, tras algo más de una semana plagada de conflictos entre piquetes y trabajadores que también ha sufrido la ciudadanía.

Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, además de las toneladas de basura acumulada que va retirándose poco a poco de las calles de A Coruña, el Ayuntamiento y las autoridades locales han tenido que lidiar con sabotajes y actos vandálicos.

Fuentes municipales confirman que han tenido que reforzar las medidas de seguridad, multiplicando los servicios casi por dos. Para ello han contado con la colaboración de la Delegación del Gobierno y a los efectivos de la Policía Nacional, Policía Local y Bomberos.

Todos los efectivos han colaborado para que la ciudad “recupere la imagen de normalidad”. En pasadas noches, la recogida de basuras ha tenido que hacerse acompañar de una escolta policial.

“Es urgente alcanzar una solución coherente cuanto antes”, explican, “y los ciudadanos no merecen esta situación”. Han asegurado que el consistorio se mostrará “inflexible” ante los actos vandálicos que, dicen, “están boicoteando a la ciudadanía”. “El bienestar de los coruñeses es lo primero”, concluyen.

El origen del conflicto

Albada es la empresa que lleva la gestión de la planta de Nostián, lugar donde se trata la basura que se produce en A Coruña y sus alrededores. Las negociaciones del convenio colectivo, en marcha desde hace varios meses, se han saldado hasta el momento con 11 despidos, tres de ellos por expedientes disciplinarios, y una huelga que va camino de las dos semanas.

También se dio la circunstancia de que en un primer momento la empresa concesionaria de la recogida de basuras municipal, Cespa, se adhirió a las reivindicaciones de los trabajadores de Albada. Las negociaciones, según el Ayuntamiento, han avanzado ligeramente.

Después de varios días tensos, la ciudad ha visto cómo entre el miércoles y el jueves se han estado retirando gran parte de los desechos que se acumulaban en las calles; más de 240 toneladas. Cabe recordar que A Coruña está en plenas Fiestas de María Pita, que se prolongarán hasta el domingo 25 de agosto.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·