Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Caixanova da un respiro a Feijóo: inicia conversaciones con Caixa Galicia y descarta su unión con Caja Madrid. El presidente de la Xunta sólo quería fusiones locales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El consejo de administración de Caixanova autorizó ayer por unanimidad la apertura de las negociaciones con Caixa Galicia para explorar la viabilidad de una fusión entre ambas entidades. Con esta decisión, se cierra la opción de crear una macro entidad a través de la unión de Caja Madrid, la CAM valenciana, y la propia Caixanova. El pasado verano comenzó a hablarse de la posible creación de una caja de ahorros para Madrid, Comunidad Valenciana y Galicia, fruto de la fusión de las 'tres grandes' de estas tres comunidades autónomas, presididas por el PP. Desde Génova se vio con buenos ojos esta idea, que surgió una vez instalada la nueva dirección de Caja Madrid, con Rodrigo Rato a la cabeza. No obstante, desde un primer momento, el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, mostró sus reservas al proyecto. El dirigente autonómico lleva meses asegurando que "lo más positivo para la región es tener una caja cien por cien gallega". El 'popular', contrario de entrada a cualquier tipo de fusión, se vio obligado a apostar por la unión entre Caixanova y Caixa Galicia para evitar que la primera se pusiera a negociar con Caja Madrid o Caja Mediterráneo. Finalmente, y tas semanas de incertidumbre, el órgano de la entidad con sede en Vigo, reunido de forma extraordinaria, autorizó a su presidente, Julio Fernández Gayoso, y a su director general, José Luis Pego, a que se inicien "de forma oficial" los contactos con la caja de A Coruña para "analizar la posible confluencia en un proyecto común". La decisión no ha sorprendido ni en Caja Madrid ni en Caja Mediterráneo. Ambas entidades recuerdan a El Confidencial Autonómico que "todo está parado". Sin embargo, varios analistas coinciden en señalar que la situación de la CAM podría precipitar los acontecimientos. Voces autorizadas del Banco de España, consultadas por este confidencial, reconocen la "preocupación" por el estado de la caja levantina, y sugieren que "no sería una mala salida" su fusión con Caja Madrid.