Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Elecciones gallegas: El PP derrota a las encuestas, los socialistas pagan las consecuencias de los últimos escándalos y de la crisis económica

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El PP ha ganado en contra de casi todos los pronósticos. Incluso en contra de la teoría de que una alta participación beneficiaba a los socialistas, mientras que la abstención iba a favor de los populares, una opinión que se le escuchó al propio Touriño. Votó un 70 por ciento de los gallegos.

La victoria popular se produce por encima de los escándalos de corrupción que habían afectado al PP. Por el contrario, los escándalos económicos que han afectado a Touriño y los protagonizados por el BNG han pesado en el resultado gallego, junto con la polémica de la imposición del gallego sobre el castellano.

Touriño no quiso adelantar los comicios, a pesar de la insistencia de José Blanco, y ahora lo ha pagado caro. Podría tener consecuencias en su continuidad como líder del PSdeG. Derrota para Blanco, gallego, que montó su cuartel general en Galicia y sin embargo no ha conseguido que el PSdeG gane. El vicesecretario general socialista compareció ante la prensa, en la sede del PSOE, con cara de circunstancias y escasa alegría. Habló de "recuperar" Galicia.

Pero sobre todo lo que ha castigado a Zapatero es la crisis económica que sufre España. El PP ha ganado un escaño en La Coruña (a costa del PSOE) y otro en Pontevedra (que era del BNG), precisamente las provincias más industriales, donde el paro y la recesión se han notado con mayor gravedad.

Ese movimiento, es decir, el "castigo" al Gobierno por la situación económica, es una pista de lo que podría ocurrir en el futuro en otras zonas de España y a nivel nacional.

Los resultados de las elecciones celebradas ayer permiten concluir que Mariano Rajoy ha dado un paso firme para ser el candidato del PP en las próximas generales, y que Zapatero ha empezado a conocer lo que puede ocurrirle como consecuencia de la crisis económica. Y el otro resumen es que los nacionalismos han perdido poder.

Buenos resultados de UPyD, que en el País Vasco multiplicó por 2,6 los anteriores (logró 22.000 votos) y consiguió un escaño, y en Galicia se ha convertido en la cuarta fuerza al triplicar la anterior votación (22.000 escaños). Un avance de lo que puede suceder en las próximas elecciones europeas.