Jueves 08/12/2016. Actualizado 20:22h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Feijóo volverá a reunirse con Caixa Galicia y Caixanova: el presidente de la Xunta deberá mediar entre ambas para conseguir que acepten una “estrategia común”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de la Xunta de Galicia, el 'popular' Alberto Núñez Feijóo ha recibido de la consejería de Hacienda un informe sobre la última conversación mantenida entre los directivos de Caixa Galicia y Caixanova. Los datos recibidos no son los esperados por el dirigente, que deberá actuar de mediador para conseguir llegar a una "estrategia común". Los directivos de ambas cajas hablaron por vía telefónica, y analizaron los datos técnicos sobre el futuro de las entidades financieras. Fuentes de la Xunta abogan por "una nueva reunión" en la que "continuarán los contactos" porque "el proceso de diálogo está abierto permanentemente". Así, aunque recordaron que el presidente ha barajado una prórroga del plazo si lo solicitan las cajas, no dieron por perdido que se pueda cumplir el plazo y recordaron que Feijóo inicia su viaje a Suramérica el miércoles por la noche. Además, subrayaron que "no se descarta nada" al plantear la pregunta de si Feijóo podría convocar con su mediación directa a una nueva reunión al presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, y el director general de Caixa Galicia, José Luis Méndez. La reunión de ayer fue bastante larga, ya que se prolongó desde media mañana hasta en torno a las 15.00 horas y se desarrolló con una metodología similar al primero de los encuentros celebrados, de forma que se desgranaron datos del informe de Hacienda sobre la situación económica de ambas entidades, como indicadores de solvencia, márgenes o beneficios. Esta fue la segunda reunión tras la que mantuvieron el pasado miércoles los técnicos de ambas cajas con la mediación de Facenda. Fuentes financieras reconocieron que las posturas se mantienen alejadas y que "es muy complicado" presentar "una estrategia común" de ambas entidades, objetivo que fijó la semana pasada el presidente, mientras que la Xunta evitó hacer valoraciones sobre el discurrir de las conversaciones.