Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Feijóo rechazará la oferta de 500 millones de euros del Gobierno para demostrar que el boicot de Asturias, Extremadura y Castilla y León al reparto presupuestario no es un farol

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de la Xunta es ya algo más que un líder circunscrito a Galicia. Alberto Núñez Feijóo ha iniciado movimientos encaminados a aglutinar a las comunidades más "pobres y envejecidas", aquellas más perjudicadas por el nuevo modelo de financiación que defiende Zapatero. En este frente estarán Asturias, Extremadura y Castilla y León, con cuyos presidentes ha hablado por teléfono. Para demostrar su rechazo, Feijóo desestimará la oferta de 500 millones que le propondrá Salgado en breve. El que más interés ha mostrado hacia este cada vez más perfilado frente de regiones es Guillermo Fernández, presidente de la Junta de Extremadura, quien ha mantenido múltiples conversaciones telefónicas con Feijóo. En esas conversaciones, en las que también han participado los presidentes -y sus gabinetes- de Asturias, Vicente Álvarez Areces, y Castilla y León, Juan Vicente Herrera, se ha escenificado la necesidad de las comunidades con mayor dispersión geográfica de "luchar juntos en Madrid, única opción de que se les escuche" indican fuentes involucradas de lleno en este proyecto. Lo cierto es que el modelo de financiación autonómica presentado por Zapatero no convence a la mayoría de regiones, de las que muchas ya han adelantado que vetarán cualquier oferta que "cree desigualdades", en palabras del José Antonio Griñán, presidente de la Junta de Andalucía. Por si fuera poco el rechazo al modelo de financiación autonómica de Zapatero entre las pequeñas, las comunidades gobernadas por el PP también se están planteando vetar las ofertas de financiación planteadas por el Ejecutivo central. La dirección nacional del partido ha dado libertad a las cinco comunidades gobernadas por el PP para que negocien según su propio criterio. El motivo de este veto 'popular' es el malestar despertado por la supuesta prioridad del Gobierno de cerrar un acuerdo con Cataluña y Andalucía antes que con el resto. Feijóo rechaza 500 millones Alberto Núñez Feijóo rechazará la oferta de 500 millones de euros extra de financiación, algo que en los círculos de la política autonómica se considera "un pulso" al Gobierno central. A pesar de que a priori es "una buena oferta", Feijóo no quiere ponérselo fácil al Ejecutivo, a sabiendas de la existencia de un pacto de 2001 entre el PP y CiU, por el que se establecía un mínimo del 7,1 por ciento del reparto a nivel nacional, y esos 500 millones no son suficientes para cubrir dicha cuota.