Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

El alcalde de Ferrol se bajó el sueldo 25.000 euros para evitar una moción de censura de la oposición, que le acusaba de cobrar por encima de lo establecido por Ley

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Vicente Irisarri Castro, alcalde socialista de Ferrol (La Coruña) se ha visto obligado a bajarse el sueldo de 72.000 euros anuales que hasta ahora ostentaba. El primer edil sobrepasaba en más de 20.000 euros el 'tope' tipificado por Ley, tal y como apuntaba la oposición, que amenazó con una moción de censura. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, el número total de habitantes de Ferrol es de 74.696 habitantes, por lo que el alcalde de la localidad no podría sobrepasar, por Ley, los 54.000 euros en su sueldo. Sin embargo, Vicente Iristarri, primer edil de la localidad, pasó de ser el alcalde que menos cobraba en 2005, con 44.000 euros a los 72.000 que hasta ahora cobraba, "con chofer privado y un 607 las veinticuatro horas del día", denuncian vecinos del pueblo. Este incremento, sin embargo, ha llegado a su fin: "Al romper Izquierda Unida el pacto de gobierno, el alcalde perdió competencias y por eso se ha rebajado el sueldo hasta los 47.000 con los que empezó". Así explican desde el PSOE la rebaja salarial del primer edil y, según fuentes autorizadas a las que ha tenido acceso este confidencial, la realidad no está muy alejada a dicha versión: "Cuando IU dejó la coalición, solicitó, junto al PP, la reducción de los emolumentos del alcalde, como mínimo a los 54.000 que marca la Ley". Irisarri Castro hizo caso a las peticiones cuando ambos partidos amenazaron al edil con una moción de censura: la técnica surtió efecto. El alcalde de Ferrol quizá se vio en la piel de su colega 'popular' en Pobla de Farnals (Valencia). En dicha población, José Manuel Peralta sufrió una moción de censura por parte de seis diputados socialistas y dos colegas de partido -entre ellos su 'segunda' en la dirección y a la postre nueva alcaldesa-, que le acusaron de cobrar nada menos que 77.000 euros al año dirigiendo una localidad de tan sólo 7.080 habitantes.