Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Financiación autonómica. Chaves promete a Feijóo el 7,1 por ciento de los recursos disponibles e intranquiliza a las regiones que pactaron un boicot con la Xunta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Manuel Chaves y Alberto Núñez Feijóo se reunieron ayer para comenzar a perfilar un acuerdo de financiación autonómica. Durante el encuentro, Chaves aceptó que Galicia se lleve un 7,1 por ciento del total de recursos que hay por repartir. Esa era la reivindicación que Feijóo daba por imposible. Con esta oferta en la mano, habrá que esperar a ver si Feijóo la acepta y deja de lado a las comunidades con las que había formado un 'frente común' de cara a Madrid. Asturias, Extremadura, Castilla y León son las regiones que más difícil tendrán su acceso a las partidas de financiación autonómica. El nuevo sistema de reparto les penaliza seriamente al premiar a las comunidades de mayor población. Por ello, las tres comunidades habían pactado con Galicia un "pulso" a la administración central para evitar esta circunstancia. El vicepresidente tercero del Gobierno central y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, asumió durante el encuentro con Feijóo la demanda de que Galicia reciba el 7,1 por ciento de los recursos disponibles en el nuevo sistema de financiación autonómica y se comprometió a "trabajar para lograrlo". "Haremos un esfuerzo para conseguir este objetivo", garantizó Chaves y reconoció que sería "injusto" que sólo computase la "población" para el reparto de los fondos. Aunque Feijóo aún no ha aceptado públicamente esta oferta, todo apunta a que si finalmente la administración oferta el 7,1 del presupuesto a Galicia, la Xunta no tendrá más remedio que aceptar. Esta situación beneficiaría a Galicia, que se situaría entre las comunidades que reciben lo mismo que demandan, pero sería "la tumba para el resto de comunidades que, como Asturias, Extremadura y Castilla y León, proyectaron una especie de boicot al nuevo sistema de reparto" indican fuentes gubernamentales de las regiones afectadas. El presidente gallego ha defendido el acuerdo adoptado por unanimidad en el Parlamento gallego este mes sobre los criterios que debe contener el nuevo modelo, esto es, envejecimiento, dispersión, emigración y lengua, así como mantener la posición relativa de Galicia. El presidente gallego pidió a Chaves que la ponderación tanto del envejecimiento como de la dispersión sea del 1,2 por ciento, ya que Galicia tiene la población más envejecida que la media del Estado y más de la mitad de todos los núcleos de población de España, según dijo tras el encuentro. Esta situación podría forzar la ruptura del 'frente común' organizado por varias comunidades y comandado por Galicia. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, en las regiones involucradas en este plan de Feijóo "ha aumentado la intranquilidad, y nos ha dejado con una sensación de desasosiego y pérdida de tiempo" indican las mismas fuentes.