Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Antes de las elecciones autonómicas pidió la excedencia voluntaria

El juez candidato de En Marea, declarado en “situación de servicios especiales”

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) reconoce esta situación a Luis Villares para que desempeñe su cargo de diputado en el Parlamento de Galicia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Luis Villares dejó hace unos meses su plaza de magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Galicia para concurrir a las elecciones autonómicas del 25 de septiembre como candidato de En Marea a la presidencia de la Xunta. Ahora ha sido declarado en “situación de servicios especiales”.

Luis Villares, portavoz de En Marea en el Parlamento de Galicia. Luis Villares, portavoz de En Marea en el Parlamento de Galicia.

El pasado verano, antes de comenzar la campaña electoral, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a través de su Comisión Permanente declaró en situación administrativa de “excedencia voluntaria” a Luis Villares, que iba a liderar las listas de En Marea (candidatura de Podemos, Anova e IU) en las elecciones autonómicas.

Esta situación de excedencia voluntaria es preceptiva declararla en los casos de jueces y magistrados que deciden dar el salto a la política y presentarse como candidatos dentro de una candidatura a unas elecciones.

Si Luis Villares no hubiera sido elegido, en el plazo de 30 días debería haber comunicado al CGPJ si optaba por continuar en situación de excedencia voluntaria o si quería reingresar en el servicio activo.

Al haber resultado elegido -En Marea consiguió 18 escaños en el Parlamento de Galicia-, Villares cambia de situación en cuanto a su condición de magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

Recientemente la Comisión Permanente del CGPJ declaró a Luis Villares ha acordado declarar “en la situación administrativa de servicios especiales en la carrera judicial” de este magistrado, mientras desempeñe el cargo de diputado del Parlamento gallego.

Esta condición se declara cuando los jueces y magistrados son elegidos diputados de una asamblea autonómica, entre otros casos. Y en esta situación, los magistrados como Luis Villares cobran “la retribución del puesto o cargo que desempeñen, sin perjuicio del derecho a la remuneración por su antigüedad en la carrera judicial”.

Al ser declarado en situación de servicios especiales, al que fue candidato de En Marea “se les computará el tiempo que permanezcan en tal situación a efectos de ascensos, antigüedad y derechos pasivos”, y sobre todo tendrá derecho a la reserva de la plaza que ocupaba anteriormente.

La diferencia con la excedencia voluntaria que tenía anteriormente es que esta situación no produce reserva de plaza, ni tampoco “devengará retribuciones ni le será computado el tiempo que haya permanecido en tal situación a efectos de ascensos, antigüedad y derechos pasivos”.

Ahora el destino que tenía Luis Villares en el TSJG podrá ser cubierto por los mecanismos ordinarios de sustitución, mediante comisiones de servicio con o sin relevación de funciones o a través de los mecanismos ordinarios de provisión, incluso con las promociones pertinentes, para el tiempo que permanezca en situación de servicios especiales.

Una vez que deje de ser diputado del Parlamento de Galicia, Luis Villares tendrá que solicitar su reingreso al servicio activo, o se le declarará en excedencia voluntaria.

Además, la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que si en el futuro decide volver a ponerse la toga y retomar su carrera de magistrado, deberá abstenerse “de conocer de los asuntos concretos vinculados con su actividad política”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·