Miércoles 23/08/2017. Actualizado 21:13h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

El PSdG denuncia un “ERE encubierto”

Los socialistas gallegos exigirán a Feijóo datos sobre la repercusión que tendrá en los hospitales la jubilación forzosa de casi 800 trabajadores

Galicia

Pedirán cifras de las consecuencias en cada centro sanitario, nivel profesional y especialmente en atención primaria

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La portavoz de sanidad del PSdG, Carmen Acuña, denunciaba hace unos días que el Gobierno gallego estaba realizando un “ERE encubierto”, en la sanidad pública, al imponer jubilaciones forzosas a los médicos que alcanzan los 65 años de edad. Ya que el ejecutivo autonómico no va a dar marcha atrás, los socialistas pedirán datos concretos que reflejen cómo afectarán realmente las bajas al día a día en los hospitales.

Carmen Acuña, portavoz de sanidad del PSdG. Carmen Acuña, portavoz de sanidad del PSdG.

Las previsiones de la Xunta de Galicia, para reducir personal sanitario en los hospitales, consistían en retirar a unos 800 profesionales entre los años 2009 y 2015. No se despediría a nadie, sino que no se permitiría a los médicos que alcanzaran los 65 años de edad que siguieran trabajando en la sanidad pública (podrían ampliar su ejercicio hasta los 70 años), y no cubrir las vacantes que dejaban.

Carmen Acuña, portavoz de sanidad de los socialistas gallegos, asegura que además de un detrimento cuantitativo, esta medida supone un perjuicio en la calidad del servicio público. Así, considera que la Xunta está ejecutando "un ERE descapitalizador del sistema sanitario público en cantidad y en calidad”.

El Grupo Socialista lleva tiempo denunciando esta situación. El Confidencial Autonómico se ha puesto en contacto con Carmen Acuña, quien ha explicado que “ante la firmeza del gobierno con esta medida, nuestra oposición durante el próximo curso consistirá en pedir cifras, datos concretos, sobre cómo afecta realmente esta situación en la sanidad”.

“Exigiremos análisis del funcionamiento de cada hospital, datos sobre cómo quedan los distintos niveles profesionales tras las jubilaciones y, sobre todo, que expliquen si la atención primaria se está devaluando o no. En muchos hospitales empieza a haber grandes listas de espera para recibir atención primaria” asegura la portavoz socialista.

Otro de los temas que denuncia el grupo socialista es “el perjuicio de lo público en beneficio de lo privado”. Es decir, consideran que los grandes médicos que son obligados a retirarse a los 65 años son fichados por los centros privados, y según Carmen Acuña consiguen que “las grandes eminencias formadas en la sanidad pública que quieran seguir trabajando tienen que marcharse al ámbito privado”.

Carmen Acuña explicó a ECA que a una generación de grandes médicos que entraron hace muchos años les toca jubilarse entre los años 2014-2015. Por tanto, en estos dos próximos años se producirán bajas importantes.

Además, ella portavoz socialista explica que el problema se agrava en las zonas rurales. “En muchas localidades gallegas trabajaban dos médicos. Si se jubila uno y no cubren su vacante, volvemos a la situación superada hace muchos años en la que había un sólo médico en algunas zonas. Esto es muy perjudicial para la formación del profesional, ya que se pierden aspectos como el intercambio de información, contrastar opiniones, etc”.

Ambigüedad en las cifras sobre el número de pacientes por médico

Según el Gobierno gallego, a cada médico le corresponde un ratio de 1.500 pacientes que atender. Sin embargo, Carmen Acuña asegura que el ejecutivo “hace trampa” con estas cifras.

Si por algo se ha caracterizado la demografía gallega a lo largo de la historia es por su dispersión. Por eso mismo los socialistas gallegos denuncian que los datos que aporta el gobierno de Feijóo no se corresponden con la realidad.

Las cifras están sacadas de una división entre la cantidad total de personas que viven en Galicia y el número de médicos que trabajan en los hospitales gallegos. Así, sale una media de 1.500 pacientes por médico.

Carmen Acuña explica que “la situación no es la misma en un pueblo con 400 habitantes que, por ejemplo, en La Coruña, donde hay bastante saturación. Un médico puede llegar a atender a más de 2.000 pacientes”.

Los sindicatos de médicos empiezan a reaccionar

Los principales sindicatos médicos de la comunidad gallega también se están movilizando contra las medidas del gobierno. Sin embargo, Carmen Acuña asegura que los socialistas llevan años denunciando la situación, y que las agrupaciones de trabajadores han reaccionado cuando se han dado cuenta de cómo les iba a afectar realmente.

De hecho, Cándido Andión, presidente del Sindicato Médico de Galicia (CESM-Galicia), ha sido uno de los médicos que ha tenido que jubilarse forzosamente.


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·