Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

Misión: ‘asustar’ a los pirómanos. Soladados de la Brigada de Infantería Ligera ‘Galicia’ patrullarán los montes de Galicia meses antes de volver a Afganistán

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ministerio de Defensa ha encargado a la Brigada de Infantería Ligera 'Galicia' que proteja los bosques y montes del territorio gallego amedrentando a los posibles pirómanos. Su labor será completada con un equipo de 100 efectivos de la UME, que actuarán en caso de incendio forestal. El patrimonio natural gallego se enfrenta todos los veranos a la seria amenaza que supone la acción de los pirómanos. El Ministerio que dirige Carme Chacón, junto a la Consejería de Medio Rural de la Xunta de Galicia, han diseñado un plan de actuación conjunto -denominado Centinela Gallego- para mantener controlados a los incendiarios. El operativo se iniciará el próximo 1 de julio y dará por concluido el 30 de septiembre. Este plan de acción comprende el despliegue de hasta 300 militares -75 patrullas- de la Birgada de Infantería Ligera 'Galicia' VII por todo el territorio gallego. La unidad, cuya última misión se desempeñó en Afganistán el pasado año, patrullará bosques y montes con un objetivo "exclusivamente disuasorio". Este 2010 será un año de duro trabajo para la unidad: Entre las tareas de su agenda están integrarse en el grupo de combate de la Unión Europea -preparado para activarse y actuar en un radio de 6.000 kilómetros desde Bruselas-, así como volver en otoño a Afganistán -será su quinta misión desde 2005-, donde el peligro es mayor cada día. Según comentan a El Confidencial Digital fuentes de la Xunta de Galicia, la labor de los soldados es muy apreciada por el gobierno gallego, ya que se ha demostrado que la presencia de militares es "mucho más eficaz" para amedrentar a los pirómanos que el resto de cuerpos encargados de ello. "Incluido el Seprona de la Guardia Civil" concluyen. El coste del despliegue será sufragado directamente por la Xunta, que ha reservado un fondo de 700.000 euros para cubrir las dietas de los militares que participen en esta misión, así como para el mantenimiento de los vehículos y medios aéreos que participen. La UME, un año más La Unidad Militar de Emergencias, al mando directo de la ministra de Defensa Carme Chacón, también estará presente en Galicia. Cerca de un centenar de efectivos del cuerpo militar tendrán su base de verano en la Escuela Naval de Marín. Los aviones contra incendios estarán ubicados en el aeropuerto de Labacolla.