Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

UPyD toma medidas para cerrar su crisis interna en Galicia: elegido un nuevo consejo territorial

Galicia

El ex coordinador local de Vigo denuncia el goteo de bajas de afiliados en los últimos dos años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El pasado mes de diciembre, los miembros del Consejo Territorial de Unión Progreso y Democracia en Galicia dimitieron de sus cargos orgánicos denunciando trabas” y “falta de colaboración” de la dirección nacional del partido. A mediados de febrero, los afiliados gallegos eligieron un consejo y un coordinador más cercano a la cúpula.

El nuevo Consejo Territorial de UPyD en Galicia, encabezado por José Antonio de Lorenzo (cuarto por la derecha). El nuevo Consejo Territorial de UPyD en Galicia, encabezado por José Antonio de Lorenzo (cuarto por la derecha).

En una votación en las distintas sedes de UPyD en Galicia, los militantes apoyaron a la única lista presentada, formada por afiliados, sobre todo, de Santiago de Compostela y La Coruña, y que estaba encabezada por José Antonio de Lorenzo, nuevo coordinador territorial.

Fuentes de UPyD de Galicia consultadas por El Confidencial Autonómico aseguran que De Lorenzo -que era coordinador local de La Coruña, miembro del Consejo Político nacional y candidato a las elecciones generales de 2011- es uno de los dirigentes más fieles a la dirección nacional de UPyD, por lo que, a priori, se podría cerrar por ahora la crisis abierta en el seno de la formación política.

Choques entre las direcciones nacional y regional

ECA ha contactado con Pedro Larrauri, quien fuera coordinador del Consejo Local de UPyD en Vigo, una de las ciudades gallegas con más afiliados al partido de Rosa Díez. Actualmente, Larrauri se encuentra expedientado por una carta al director que envió al diario Faro de Vigo, en la que criticaba duramente al responsable nacional de Organización, Juan Luis Fabo (número tres del partido).

Según denuncia el ex coordinador de Vigo, las “presiones e injerencias” de Fabo y de la dirección nacional en el funcionamiento del Consejo Territorial de Galicia y de los Consejos Locales de esa comunidad autónoma son los responsables de que muchos militantes se hayan marchado desencantados.

Como ejemplos de estos choques entre la dirección nacional y los responsables autonómicos de UPyD cita la dimisión, en mayo de 2012, de Andrés Mosquera, el que era coordinador territorial. Según Pedro Larrauri, el motivo fue que Juan Luis Fabo trató de imponer varios nombramientos a Mosquera; también controlaba las comunicaciones con sus afiliados.

Tras nombrar una gestora (que, en vez de dos meses, como estaba previsto, estuvo funcionando casi nueve), en diciembre de 2012 se eligió un nuevo Consejo Territorial, dirigido por Gonzalo Fernández. Mientras tanto, también hubo polémica con la designación de José Canedo como candidato a las elecciones autonómicas. El propio Canedo terminó abandonando UPyD meses después, y ahora se ha acercado a Movimiento Ciudadano.

Al final, esa dirección regional elegida en diciembre de 2012 dimitió justo un año después. Gonzalo Fernández y todos sus colaboradores se marcharon denunciando la “falta de colaboración” de la dirección nacional en iniciativas clave como la petición de reformar la ley electoral gallega.

De casi 200 militantes a apenas 120

En conversación con El Confidencial Autonómico, Pedro Larrauri denuncia que todas estas turbulencias internas, debido a lo que él denomina “corrupción interna”, han provocado la salida de algunos de los militantes más destacados de UPyD en Galicia.

Por ejemplo, en 2011 abandonó el partido el único concejal magenta en un ayuntamiento gallego: Antonio Amorín, edil de Bayona (Pontevedra), se fue denunciando injerencias de la dirección. De tener una veintena de militantes en la localidad, actualmente sólo queda un afiliado en Bayona.

Más recientemente, en diciembre de 2013, el coordinador en Nigrán (también en Pontevedra) y su consejo local pidieron la baja en el partido. A eso habría que sumar las bajas que, según Larrauri, se han producido en la agrupación de Vigo, que podrían alcanzar las 10 (de 25 afiliados).

El que fuera candidato de UPyD a la alcaldía de Vigo asegura que, de los casi doscientos militantes que llegó a tener en Galicia la formación que dirige Rosa Díez (en torno al año 2009, cuando estaba empezando), se pasó, en septiembre de 2012 -cuando se celebraron primarias entre las bases para elegir los cabezas de lista a las elecciones gallegas- a un censo de 150-152 afiliados.

Mientras que en las primarias celebradas en la Comunidad Valenciana este fin de semana se han dado los datos de participación -547 votos de 700 afiliados con derecho a sufragio-, en el caso de Galicia el partido sólo comunicó que el 80% apoyó la única candidatura presentada, sin detallar cuántos votos hubo.

Pedro Larrauri estima a El Confidencial Autonómico que, teniendo en cuanta las últimas bajas, UPyD cuenta actualmente en Galicia con entre 100 y 120 militantes, lo que puede suponer que en las elecciones municipales de 2015 haya problemas para cubrir listas.

Además, muchos de los que se han marchado, como José Canedo, se están acercando a nuevos partidos, sobre todo Movimiento Ciudadano, que lidera Albert Rivera.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·