Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

La Universidad de Santiago no tomará medidas por el boicot con gallinas a un profesor que enseña en castellano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Universidad de Santiago de Compostela "no tiene previsto emprender medida alguna" contra los estudiantes que esta semana introdujeron en la clase del profesor Miguel Cancio, partidario del castellano, dos gallinas y varias pancartas reivindicando la enseñanza en gallego. Según el centro, la "peculiar" personalidad del docente "da pié" a este tipo de expresiones. Acababa de comenzar una clase de 1º de carrera para los estudiantes de Ciencias Económicas cuando un grupo de estudiantes irrumpieron en el aula portando varias pancartas y soltando dos gallinas por el suelo. Ante el alboroto de los alumnos, el profesor paró la clase y fue testigo de cómo las gallinas se subían a su mesa. Algunos alumnos comenzaron a fotografiar la escena, mientras otros se unían a los cánticos de los manifestantes, que portaban pancartas con eslóganes como "En Galicia se enseña en Gallego". Al final, el profesor suspendió las clases y abandonó el aula. El Confidencial Autonómico se ha puesto en contacto con la Universidad de Santiago de Compostela (USC) para conocer de primera mano si este incidente provocará alguna reacción por parte de la dirección del centro, extremo este que ha sido completamente descartado por un portavoz oficial. Según fuentes internas de la Facultad, el profesor Cancio era un firme defensor del gallego en su juventud, pero "dejó de serlo y comenzó a defender el castellano". Cancio es muy popular en la Universidad, ya que participa en numerosas tertulias de radio y televisión y es una "parte activa" del ambiente intelectual compostelano. Fuentes cercanas al rectorado de la USC aseguran que la "peculiar personalidad" de este profesor hace previsibles este tipo de actuaciones en su contra. De hecho, según constata este confidencial, han sido muchas las veces en que su nombre ha sido boicoteado, cambiando 'Cancio' por 'Rancio'. El acto ha sido organizado por la asociación estudiantil Agir, "muy activa y reivindicativa". A pesar de todo, en la universidad conservan el sentido del humor, asegurando que "seguramente esas gallinas se licencien antes que muchos de los que había en esa clase" comentan.