Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

La Xunta teme que el Xacobeo retrase las obras de rehabilitación del Pórtico de la Gloria de Santiago y no esté listo en 2011 para una posible visita de Benedicto XVI

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Pórtico de la Gloria siempre ha sido uno de los principales atractivos de todos los peregrinos y visitantes que acuden a la catedral de Santiago de Compostela. Sin embargo, este 2010, año Xacobeo, será distinto: La puerta está rodeada de andamiajes y cintas, y lo que es peor, peligra su puesta a punto para la posible inauguración del Papa en 2011. Según confiesan a El Confidencial Autonómico desde la Consejería de Cultura, concretamente desde la Dirección General de Patrimonio, existe una "cierta y palpable preocupación" por el retraso de las obras de restauración del Pórtico de la Gloria, uno de los elementos más representativos de la catedral de Santiago de Compostela. Las obras de rehabilitación comenzaron en julio de 2008, cuando el Pórtico fue tapado al público y se colocaron los andamios para sujetar la estructura, "en estado de debilitación avanzado" aseguran. Sin embargo, año y medio después y en pleno año Xacobeo, las obras no sólo no han finalizado, sino que ni siquiera han comenzado. De momento, se están realizando los estudios previos de rehabilitación. La lentitud que impregna todo este proceso está despertando el nerviosismo de los altos funcionarios de la Xunta, que esperan que la obra estuviera lista para mediados de agosto de 2011, cuando el Papa Benedicto XVI visite España con motivo de las Jornadas Mundiales de la Juventud. El deseo manifiesto de todas las partes es que sea Benedicto XVI quien inaugure el nuevo Pórtico de la Gloria, algo que no ha sido confirmado desde el Vaticano pero que tiene visos de convertirse en realidad, claro está, si las obras finalizan para entonces. Por otra parte, desde la Xunta recuerdan que el Pórtico de la Gloria es un bien patrimonial "de incalculable valor", por lo tanto "es necesario llevar los trabajos con la mayor delicadeza posible, como ya se ha dicho, 'festina lente' -apresúrate lentamente-".