Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Galicia

El proyecto de un ‘macro puerto’ para cruceros y yates de lujo en Vigo provoca un choque de trenes entre la Xunta (Corina Corro) y Fomento (González Laxe)

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Corina Porro, presidenta del puerto de Vigo, no favorecerá el 'Plan Nouvel' propuesto por Abel Caballero, alcalde de la ciudad (PSOE). El proyecto, apoyado desde Madrid por el ministerio de Fomento, consistía en la creación de un 'macro puerto' para que los cruceros pasaran por la ciudad olívica. El puerto de Vigo ha dividido a socialistas y populares. Por un lado, Caballero quiero construir un gran puerto de referencia para el turismo marítimo del norte y oeste peninsular. El alcalde cuenta con el apoyo tanto del ministro de Fomento, José Blanco, como del presidente de Puertos del Estado, Fernando González Laxe. Pero cuenta con la oposición frontal de Porro, presidenta del muelle, que es de quien dependen todas las obras y remodelaciones que se ejecuten en el puerto de Vigo. Según reconocen personas de su entorno a El Confidencial Autonómico, la 'popular' cree que este puerto para atracar cruceros no es prioritario, sino que hay que priorizar en otros "asuntos que favorezcan a los trabajadores del puerto y el trabajo interno del puerto". La semana pasada, Abel Caballero viajó a Madrid para reunirse con José Blanco y González Laxe. A pesar de que las obras son competencia de la autoridad portuaria, en la reunión hablaron del 'plan Nouvel'. "Cualquier obstaculización no tiene justificación, ni técnica ni económica, y sería una obstaculización política", ha destacado el presidente de Puertos del Estado. Fuentes del puerto de Vigo aseguran a ECD que desde allí lo que se está ejecutando en este momento es el 'Plan de utilización de espacios portuarios', ya que "llevaba ocho años parado y hasta ahora nadie lo había tenido en cuenta". La finalidad de este plan es acometer una ampliación del muelle comercial. La polémica entre socialistas y 'populares' en torno al puerto de Vigo se produce en plena crisis del sector portuario, con un descenso notable del tráfico marítimo en los últimos meses y que ha llevado a las autoridades a rebajar sus previsiones de facturación. De momento, el muelle gallego cuenta con fondos europeos hasta el año 2013.